Corve (Cetraa Girona) apuesta por la formación de nuevos profesionales y, como primer paso, busca acercarse a los institutos de Formación Profesional para establecer vínculos de colaboración que faciliten la promoción de personas preparadas y cualificadas, de acuerdo con las necesidades puntuales del sector.

“Partiendo siempre de una formación base, hay que ir incorporando nuevas acciones formativas que permitan que, cuando los alumnos se promocionen, salgan cualificados y con aptitudes para el momento tecnológico”, aseguran desde la asociación gerundense.

Empezando por el Instituto Montilivi, la intención es hacer acciones puntuales para motivar la orientación de jóvenes hacia el sector de la automoción y la náutica, así como promover la colaboración de las empresas en la formación dual como una vía para la capacitación y profesionalización de nuevos operarios.

El director del Instituto, Rubén Pino, y el presidente de Corve, Ernest Plana, han valorado positivamente el acuerdo de colaboración que tienen suscrito desde hace años. Por eso han considerado que ha llegado la hora de dinamizarlo y adaptarse a los nuevos tiempos, marcando unos objetivos y líneas de trabajo acordes a ellos.

Los cambios en el sector tecnológico implican que la formación de los alumnos necesita actualizarse y deben complementar los currículums tradicionales con las tendencias de hoy en día. Según Corve, “las futuras generaciones 'conectadas' tienen un gran potencial para absorber las nuevas tecnologías que los hace candidatos valiosos para los retos profesionales que se nos presentan”.