El contexto de mercado actual, de cambios frenéticos y búsqueda de experiencias cada vez más ágiles y virtuales, exige una redefinición de los enfoques clásicos de negocio hacia otros que encajen con las nuevas necesidades y demandas de los clientes. Por eso, la digitalización es el vehículo es fundamental para conseguir el objetivo de acercar las empresas a sus clientes, que deben ocupar el centro de este proceso tecnológico para darles los mejores productos y servicios al mejor precio posible. Pero no sólo esto.

Así, con la fuerte competencia que impera en el sector de la reparación de vehículos no sólo la satisfacción del cliente es clave para asegurar la rentabilidad del negocio. Optimizar los recursos o ser más eficientes en cada operación realizada en el taller (reparaciones, valoración de daños de siniestros a reparar, elaboración de presupuestos…) son sólo algunos de los aspectos que debe dominar cualquier taller que quiera ser competitivo y asegurarse su futuro.

Para hacer frente a todo ello, el taller de reparación cuenta con el apoyo de herramientas de gestión como el Módulo de Gestión de Taller de CSS, diseñado para la gestión diaria de los establecimientos de reparación de vehículos. Así, una buena herramienta de gestión permite, por ejemplo, conocer los márgenes, costes y beneficios en cada reparación, consumos de material y tiempos empleados.

En este sentido, una adecuada herramienta de gestión de taller posibilita planificar adecuadamente la carga de trabajo de los negocios de reparación, estableciendo plannings de actividad que, de manera muy visual, ayudan a conocer la planificación de trabajos y la asignación de recursos.

Asimismo, las herramientas de gestión facilitan la relación entre taller y distribuidor de recambios y contribuyen, al mismo tiempo, al adecuado mantenimiento del stock de materiales del taller. Y todo ello llevando un adecuado control de las piezas que se montan en cada Orden de Reparación (OR).

En la misma línea, una herramienta de gestión eficaz y eficiente será la mejor aliada a la hora de planificar la recepción de vehículos por reparar o la entrega al cliente de aquellos que ya están listos. De esta forma, también facilita el control de la flota de vehículos de cortesía, imputando adecuadamente los costes derivados de cada préstamo en cada OR.

Si quieres leer el artículo completo, pincha aquí.