Inpertec, empresa especializada en peritación y homologación de vehículos y certificación de automóviles antiguos, destaca el crecimiento de accidentes provocados por averías tecnológicas (y no solucionadas) del vehículo, como centralitas, navegadores o inhibidores. Así los profesionales de Inpertec han señalado que entre los accidentes más comunes que se detectan en los últimos años se encuentran:

  1. La distracción provocada por el uso del móvil
  2. Los accidentes provocados por averías tecnológicas (y no solucionadas) del vehículo, como centralitas, navegadores o inhibidores, que pueden generar un problema en la conducción si no se revisa y se corrige a tiempo.
  3. Los impactos producidos por bicicletas: en los últimos tiempos hemos asistido a un incremento del uso de este vehículo derivado de la ‘efervescencia' de la práctica del deporte en los últimos años.
  4. Los accidentes provocados por la distracción a consecuencia de la configuración en ruta del navegador, una tarea que hay que realizar antes de iniciar la marcha.
  5. Averías producidas por combustibles corrompidos, adulterados o equivocados
  6. Siniestros producidos por derrames de líquidos en calzada como grasas o aceites.
  7. Los siniestros causados por señalizaciones deficientes o confusas, como obras, zonas sin señalizar, con poca visibilidad o defectuosas, calles sin salida, etc...
  8. Los impactos cinegéticos, provocados por todo tipo de animales
  9. Los robos de alguna pieza del vehículo
  10. Los siniestros ocurridos a consecuencia de los restos de impactos recientes producidos en la calzada como ruedas de camión, restos de cargas transportadas o elementos del vehículo siniestrado.