La policia ha descubierto, dentro de la operación contra la economía sumergida 'Ecosub', un taller ilegal en la localidad valenciana de Sueca que vertía residuos contaminantes en las proximidades del local.

En este sentido se han localizado a ocho personas como presuntas autoras de delitos contra el medio ambiente. Una de ellas es el responsable del taller, al que asimismo se le acusa de un presunto delito contra el derecho de los trabajadores.

Esta operación, junto a la denominada 'Clau Anglesa', ha permitido la localización del taller, donde trabajaba un grupo de personas con cierta organización y en su mayoría extranjeras (dos de ellas sin tener regularizada su situación administrativa en España).

El taller se dedicaba a arreglar los vehículos en la calle, en las afueras de la población, y las reparaciones las hacían trabajando tumbados en el suelo con gatos hidráulicos.