Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres personas, un matrimonio y su hijo, en Sant Vicenç dels Horts (Barcelona), acusados de tenencia ilícita de armas y munición. Se les ha intervenido un total de 64 armas de fuego -39 pistolas, 12 revólveres y 13 carabinas- y numerosa munición, así como útiles para rehabilitarlas y más de 50.000 cartuchos de diferentes calibres y marcas. Las armas, la mayoría en perfecto estado de funcionamiento, se vendían a delincuentes y sus precios oscilaban entre los 3.000 y los 5.000 euros.

Las armas cortas de fuego intervenidas, entre las que figuraban marcas como Browning, Star, Beretta, Walter, Luger, Peter Sthal, Colt, USP, y Llama principalmente, así como las largas de las marcas Kalasnikov, Sten MK2, Vernei Carron, US Carabine, Thompson Submachine y otras, eran adquiridas de forma ilícita por los detenidos, y también en armerías en las que habían sido previamente inutilizadas. Los detenidos manipulaban las armas inhabilitadas para repararlas y dejarlas listas para hacer fuego mediante taladros, esmeriladoras, soportes, soldadoras y punzones para troquelar los números de serie. Dichas armas eran posteriormente vendidas a delincuentes y sus precios oscilaban entre los 3.000€ y los 5.000€. La numerosa munición intervenida, más de 50.000 cartuchos, también era adquirida de la misma forma, tanto en España como en otros países.

Esta operación es la culminación de una investigación iniciada en el verano del pasado año y que saldó con la detención de 18 personas por tráfico de estupefacientes, robos con fuerza y estafas. En aquella ocasión se ocupó un arma de fuego a uno de los cabecillas quien la había adquirido a los ahora detenidos. Esta arma, en un principio inutilizada, había sido manipulada y rehabilitada para disparar.

En los dos registros efectuados, en un piso y un trastero, además de las armas se han intervenido 98.000 euros, 626 dólares americanos, una máquina de recargar munición, numerosas correderas, cañones, muelles, uñas extractoras, 6 botes de pólvora, fulminantes, 40 cargadores de pistolas, fundas, navajas automáticas y dos ordenadores. Los investigadores también han hallado una placa-insignia de la Guardia Civil falsa, y otras dos imitaciones de la policía de Nueva York y del Departamento de Justicia Americano, y decomisado dos vehículos deportivos de gama alta. Los tres detenidos han sido ingresados en prisión por orden judicial.

Las investigaciones han sido desarrolladas por agentes del Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Mataró.