Antes de partir hacia Sudamérica, Isidre Esteve se había marcado el gran desafío de finalizar en el top 20 de la general. Para ello, consideraba clave saldar la primera semana de carrera entre los 30 primeros. Y los planes se están cumpliendo, ya que el Repsol Rally Team ha superado la primera parte de la carrera y, después del fin de semana, ocupa la 21ª plaza en la general a 12 horas y 18 minutos.

El Rally decía adiós a Perú el pasado 11 de enero y se trasladaba a Bolivia, cambiando el calor y las dunas por la lluvia y la altura. Los participantes en coche ya habían completado un total de 760 kilómetros, de los que 313 eran cronometrados.

“Ha sido un contraste brutal, en dos días hemos pasado de rodar junto al mar entre dunas a hacerlo por montañas nevadas a más de 4.000 metros de altitud. Pero la zona más complicada ha sido la del final, por pistas rápidas, con barro y bajo la lluvia. Hemos mantenido un buen ritmo, sin errores ni problemas”, explicaba Isidre Esteve, que reconocía estar “muy satisfecho de nuestra primera semana, que ha sido realmente dura pero también muy bonita. El balance es positivo”.