El Citroën C4 Cactus llega con un sinfín de novedades, aunque una de ellas sobresale por encima de las demás: el Airbag in Roof, que permite ganar espacio para el pasajero de la fila delantera. Desarrollado en colaboración con TRW, este dispositivo libera espacio en el salpicadero, además de asegurar una protección óptima para los ocupantes del asiento de copiloto.

Si los Airbump son los grandes protagonistas en el exterior del Citroën C4 Cactus, en el interior uno de los elementos principales es el Airbag in Roof. La ubicación de este dispositivo de seguridad brinda un salpicadero moderno y minimalista, con un mayor espacio para el pasajero delantero y un amplio volumen, de fácil acceso, para guardar objetos.
La tecnología Airbag in Roof, presente en primicia en el Citroën C4 Cactus, es parte importante de este logro. Todos los componentes del airbag del pasajero, como el cojín de aire, el generador de gas o el canal de difusión de gas, se han desplazado al techo. Así, el cojín se despliega frente al pasajero a lo largo del parabrisas y no desde el salpicadero. De este modo, se dispone de espacio adicional para ofrecer una amplia guantera, a la que se puede acceder sin necesidad de agacharse.
No es ésta la única novedad en el salpicadero del Citroën C4 Cactus, pues también se han suprimido los botones en favor de una pantalla táctil de siete pulgadas que agrupa todas las funciones (climatización, sonido, navegación, ordenador de a bordo, teléfono, servicios conectados y ayudas a la conducción) y se ha sustituido el cuadro de instrumentos tradicional por una pantalla digital.