Con el nuevo prototipo de los estudiantes, una versión cabriolet del Škoda Karoq, el fabricante presentará un SUV descapotable. El prototipo descapotable ha sido diseñado y fabricado por 23 estudiantes en prácticas de la Escuela Vocacional de Škoda en Mladá Boleslav. Con 4.382 mm., la longitud del Karoq cabriolet no ha sufrido cambios, al igual que su amplitud (1.811 mm.) y su distancia entre ejes (2.638 mm.). Sin embargo, el Karoq descapotable es más bajo gracias al uso de los amortiguadores del Škoda Octavia RS.

Los estudiantes han contado desde el principio con el apoyo de sus profesores, así como de los Departamentos de Desarrollo Técnico, Diseño y Producción. Una vez finalizados los planos de ingeniería y diseño, en enero de 2018 empezó la fase de construcción. A principios de junio, el Škoda Karoq descapotable, ya terminado, se presentará al público.

El proyecto requirió que los estudiantes hicieran numerosos cambios a la carrocería de serie del Škoda Karoq. Una vez quitado el techo, las puertas tuvieron que ajustarse y el portón trasero tuvo que rediseñarse a partir de cero. Además, los estudiantes reconfiguraron toda la sección trasera, incluyendo el sistema de escape. Adicionalmente, los pilares A y B han sido alterados. Además, el Škoda Karoq cabriolet dispone de parachoques frontal y posterior modificados.

Los intermitentes especiales, así como los tiradores de las puertas retroiluminados son otros ejemplos de las características distintivas del coche. En la oscuridad, los logos de Škoda se proyectan sobre el asfalto desde los parachoques frontal y posterior. El prototipo descapotable de los estudiantes está equipado con un motor 1.5 TSI de cuatro cilindros, que permite al Škoda Karoq de serie alcanzar una velocidad punta de 204 km/h, así como acelerar de 0 a 100 km/h en 8,4 segundos.