Eurofren ha acudido, una vez más, a Automechanika Frankfurt para mostrar y acercar a los asistentes los valores que la compañía atesora como pilares clave en la fabricación de freno para el aftermarket europeo, como su apuesta continua por la I D para mejorar constantemente tanto el producto como los procesos de producción, con el fin de “obtener un resultado final de primera calidad y eficacia”, declaran los responsables de la compañía.

Cabe destacar también que Eurofren cuenta con una potente organización industrial que produce más de 130 millones de componentes de freno al año, además de una gran capacidad logística para distribuir desde sus almacenes automáticos y entregar en cualquier parte del mundo, garantizando el mejor servicio para distribuidores y talleres.

Durante el certamen alemán, la empresa presentó sus nuevos vídeos corporativos a los profesionales que visitaron su stand, en los que se resalta “la importancia de concentrar todos los esfuerzos en tecnología, producción y logística para ofrecer a los clientes lo que realmente necesitan de un proveedor global de frenos”. Pero, sobre todo, según Eurofren, que “todo ello no sería posible sin el valioso componente humano que hay detrás, sin el esfuerzo y la dedicación continúa de sus más de 1.800 profesionales distribuidos en diez plantas de todo el mundo”.

Otra de las novedades expuestas en Automechanika fue la nueva línea de producto para camión y vehículo industrial, fruto de años de investigación e innumerables ensayos. Un nuevo material de fricción y soporte metálico de alta precisión, junto a un underlayer avanzado, hacen de las pastillas de este segmento “un producto con una gran vida útil, capaz de soportar las condiciones más exigentes, manteniendo una frenada eficaz y segura”, destacan desde Eurofren, con más de 45 años de historia y 20 de participación en la feria más importante del sector a nivel mundial.

El equipo comercial desplazado a feria, dirigido por Fernando Perera, ha valorado de forma "muy positiva" la edición de este año, a la que no podía faltar una empresa como Eurofren, con fuerte implantación nacional pero gran proyección internacional, dedicando a la exportación el 90% de su producción.

Según declaran desde la firma, “un evento de este nivel es el lugar idóneo para reunirse con clientes, actuales y potenciales, atendiendo, al mismo tiempo, a todos aquellos visitantes interesados, de los más de 170 países que han estado presentes en Automechanika, con el objetivo de escuchar sus necesidades, acercarles a la filosofía de la empresa, a sus productos y a los valores claves de su éxito”.