La 21ª edición del Salón del Vehículo de Ocasión, que se celebrará del 19 al 28 de mayo, se presenta con unas “excelentes expectativas”, según su organizador Ifema, tanto en lo que se refiere al gran volumen de oferta que reunirá en los pabellones de Feria de Madrid, como a las previsiones de ventas.

Durante diez días, el Salón, que promueve Ganvam, volverá a convertir a la capital española en el mayor escaparate europeo de automóviles seminuevos, con la exposición de más de 5.000 vehículos de todas las marcas, modelos y segmentos, certificados por Applus y listos para su entrega inmediata.

“Todo apunta a que también crecerán sustancialmente las operaciones que se efectúen en el Salón”, añaden desde Ifema. En este sentido, y atendiendo a los datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para Ganvam, que muestran un aumento del 30,7% de las ventas de vehículos de ocasión durante el primer trimestre de 2017, se estima que durante el Salón de VO se alcanzará una facturación de 70 millones de euros, con la venta de más de 4.500 vehículos, lo que significa que el 7% de los visitantes comprará un automóvil.

Asimismo, el informe de Ganvam señala que, en este periodo, fueron las ventas de seminuevos las que más crecieron, con una subida del 66,9%, representando el 22% del total del mercado, cinco puntos porcentuales más. Según la patronal, el aumento del stock de usados procedentes de empresas alquiladoras está detrás de este fuerte incremento.

En este escenario, se viene observando cómo la balanza se inclina cada vez más hacia el lado del profesional, de forma que las ventas de concesionarios y compraventas crecieron más de un 52% en lo que va de año, gracias al tirón de los seminuevos que representaron siete de cada diez ventas. Así, aunque los particulares siguen registrando el 54% de las operaciones, cediendo 6,5 puntos al canal profesional. Éste, a su vez, gana terreno como vendedor y también como comprador, ya que las empresas dispararon sus compras de VO en casi un 118% hasta marzo.