La red especialista en neumáticos y mecánica rápida propiciada por Bridgestone, First Stop, ha inaugurado en León su primer taller identificado con su nueva imagen y diseñado con su nuevo modelo de taller, el First Stop 3.0, que inicia el camino de la red hacia el futuro.

La inauguración del taller First Stop Auto Ruedas Riestra, situado en León y que ya incorpora este nuevo concepto, contó con la presencia de Mark Tejedor, director general para la Región Suroeste de Bridgestone Europa; José Manuel Ledo, director general de First Stop; Guillermo Permuy, responsable de Marketing & Estrategia de First Stop y Carlos Riestra, propietario del nuevo taller.

Basado en el desarrollo y aplicación de las nuevas tecnologías, el concepto First Stop 3.0 pone más que nunca al cliente en el centro de todo, ofreciéndole una nueva experiencia. Actualmente, la red cuenta ya con 30 talleres 3.0 y el objetivo es llegar a 90 a finales de 2018, aunque el de León es el primero que suma además su nueva imagen. Los responsables de First Stop estiman que, gracias a este nuevo procedimiento, los talleres First Stop 3.0, podrían incrementar en más de un 5% su número de clientes, un 11% el ticket medio y más de un 10% su facturación total.

La base del concepto First Stop 3.0 está en poner al cliente en el centro, mejorando su experiencia, y comprende de una serie de herramientas tecnológicas para mejorar la eficiencia y el trato al cliente en el taller. Para ello, se aplican las nuevas tecnologías, que permiten ofrecer el mejor servicio al usuario final en el taller en el que se encuentre. A través de la web e-comerce o la app para el móvil se consigue mayor conectividad, personalización del servicio y, por tanto, mayor satisfacción del cliente. A través de un innovador software, que permite unificar el proceso de trabajo, se identifican con rapidez las necesidades del cliente, generándose de manera inmediata el presupuesto.

Entre las herramientas que ofrece First Stop 3.0 destaca el RPM (Proceso de Gestión del Punto de Venta), gracias al cual, los talleres han logrado incrementar notablemente el número de clientes, la cesta media y en consecuencia, la facturación. Esta herramienta permite tener una visión más global de los vehículos lo que incrementa el rendimiento de estos.

Asimismo, a través del sistema CRM se consigue anticiparse a las necesidades de los clientes y recomendarles las próximas intervenciones con lo que se pretende aumentar la facturación a través de una mejorar notable de la fidelización. Además, los puntos de venta cuentan con una herramienta que les permite, en todo momento, medir el retorno que su actividad les está proporcionando en todos los ámbitos de su negocio.

El paquete de herramientas de First Stop 3.0, también permite aplicar las nuevas tecnologías en la formación de los profesionales del taller, a través de una herramienta de evaluación online que permite valorar la formación de los profesionales, y reforzar aquellas áreas que sean necesarias. Mediante e-learning y formación presencial, se ofrece a cada empleado una formación “ad hoc” a sus necesidades, diseñando un calendario específico. Asimismo, los empleados disponen de un HelpDesk y una Intranet que les permite resolver sus dudas y completar su formación.

Otro punto clave de este concepto es la Central de Compras, que ofrece a los talleres asociados condiciones preferentes con los mejores proveedores del mercado, tales como Rema Tip Top, Shell, Valeo, Varta, etc…, dentro de una plataforma digital en la que pueden realizar sus compras, que a su vez está conectada con la central de First Stop. Por último, y teniendo en cuenta que el 50% de los talleres First Stop son híbridos (ofrecen servicios a turismos y a vehículos industriales), el concepto 3.0 es aplicable también a flotas de vehículos industriales. Todas estas herramientas son controladas por los asociados a través de un sistema multidispositivo accesible desde Tablet, móvil, etc., y les permite llevar el control de todos sus centros en caso de tener más de uno.