La bomba de vacío de un motor diésel se usa principalmente para proporcionar la succión suficiente para proveer de energía a los frenos de potencia. En algunos motores también proporciona energía y succión para el aire acondicionado y los sistemas de ventilación en general, y apertura y cierre de electroválvulas, aunque algunas marcas utilizan este tipo de bombas para el funcionamiento del cierre centralizado, explica Loctite en un post de su Blog Ruta 401.

En cuanto al funcionamiento de una bomba de vacío, se trata de lo mismo que un compresor de aire pero con las válvulas cambiadas para absorber aire en vez de expulsarlo. En un coche normal, el nivel de presión de vacío son 16” a 18” Hg (pulgadas de mercurio), que son unos 54.000 Pa o N/m2.

La bomba de vacío también se utiliza en los coches eléctricos, ya que suelen usar un sistema de frenado con servofrenos y, por tanto, es igualmente necesaria. En su artículo, Loctite muestra las diferencias de frenado en un coche eléctrico y en uno que usa energías tradicionales. Además, enumera los síntomas que pueden indicar un fallo en la bomba de vacío.