GKN Automotive, firma especializada en tecnologías de transmisión y tracción, ha desarrollado una nueva versión de su sistema de tracción total (AWD) con vectorización del par motor Twinster para el nuevo Ford Focus RS.

Se trata de una innovadora combinación de nuevos ratios de engranaje y algoritmos de control de velocidad en las ruedas traseras que ayuda a Ford a crear un automóvil con una dinámica y control de conducción sin precedentes.

 

La tecnología Twinster, desarrollada específicamente para el Ford Focus RS, podrá verse en el Salón del Automóvil de Frankfurt en el stand de GKN.

Peter Moelgg, Presidente de Ingeniería de GKN Automotive, comenta al respecto que las tecnologías AWD de GKN y la experiencia que hemos adquirido en la vectorización del par motor están ayudando a los fabricantes de automóviles a avanzar hacia nuevos territorios.

"El sistema AWD se está convirtiendo en la principal elección para los automóviles de alto rendimiento, ya que es la forma más efectiva de transmitir potencia a la carretera con precisión, eficiencia e inteligencia", agrega acto seguido.

GKN fue elegida para desarrollar el programa del Ford Focus RS apenas 18 meses antes de su lanzamiento. En ese tiempo los ingenieros de la firma diseñaron e integraron tanto el módulo de tracción trasera de vectorización del par motor (RDM) como la unidad de transferencia de potencia (PTU) y los palieres y juntas homocinéticas en la plataforma de las ruedas delanteras.

Este proceso requiere una reconfiguración importante de los componentes del sistema para acoplarse al espacio disponible. Los ingenieros y técnicos de GKN de software y calibración trabajaron en colaboración con Ford y sus ingenieros en la dinámica del vehículo con nuevos algoritmos de control para el sistema de vectorización del par para ofrecer la tracción adecuada a cuatro modos distintos de conducción.

Ray Kuczera, Vicepresidente de Tecnología de Producto de GKN Driveline, considera que GKN es el único proveedor con la capacidad y experiencia suficiente para ofrecer este hardware tan diverso, así como su integración en el vehículo a través del software y sus calibraciones de rendimiento.

De hecho, insiste, suministrar sistemas de vectorización del par de este calibre requiere ingenieros que comprendan la dinámica del vehículo y que tengan la posibilidad de colaborar con un fabricante de automóviles con exigencias de alto nivel.

Opina que "el resultado de esta colaboración con Ford demuestra hasta qué punto influye la innovación en la transmisión en la dinámica del vehículo y eleva el rendimiento de la conducción a un nivel desconocido".