Se calcula que unos 11.000 conductores pierden las llaves del coche cada año en España. Las soluciones a este problema son costosas y molestas: desde 30 a 300 euros en un duplicado de llaves y un plazo de espera para este proceso que puede llevar hasta una semana, además del peligro que supone que estas llaves caigan en manos que expongan al coche a un posible robo.

Grupo Detector presenta su nuevo servicio "Detector KeyFinder", con el que el usuario podrá localizar las llaves de su vehículo en el caso de pérdida. El usuario lleva el llavero Keyfinder junto a las llaves de su vehículo y parea el llavero con su smartphone a través de la App KeyFinder, disponible tanto para Android como para iOS.

Cuando pierda las llaves, tan solo deberá activar la localización para que el llavero emita una señal sonora que permita al usuario la localización del mismo. En caso de no estar en el radio de alcance del smartphone, KeyFinder facilitará al usuario el último lugar donde tuvo conectividad con el mismo.