Una de las principales características de los actuales equipos de diagnosis es su sencillez de uso, sumamente intuitivo, junto a la incorporación de una amplia documentación técnica. Abarca asimismo el mayor número posible de vehículos en un mismo aparato y dispone de actualizaciones frecuentes y útiles.

 

 

“Un equipo de diagnosis debe adaptarse a la mayor parte de los sistemas de vehículos, ser fácil de utilizar y, sobre todo, ser capaz de codificar componentes”, aseguran las firmas consultadas, que también valoran su constante actualización “para estar a la altura de los continuos cambios tecnológicos”.

El objetivo final de una herramienta de diagnosis es ofrecer al mecánico una solución que permita localizar y reparar una avería en el menor tiempo y de la forma más segura y fiable. De hecho, estos equipos se han desarrollado siguiendo muy de cerca la propia evolución de los sistemas del vehículo: la mayoría cuenta con capacidad de diagnóstico por CAN, ajustes básicos y configuraciones, detección automática de sistemas,…

Los equipos de diagnosis multimarca son capaces de diagnosticar con éxito más del 80 % de los vehículos. Para un taller independiente multimarca es una excelente noticia, ya que hoy en día es inviable el acceso a las costosas máquinas monomarca que harían falta para cubrir el 100 % de los vehículos (pero únicamente de su propia marca).

Por otra parte, los equipos desean diferenciarse unos de otros y lo hacen, principalmente, mediante un catálogo con un amplio abanico de productos, respondiendo a las necesidades más específicas. Hablar de tecnología en el automóvil es hacerlo de los equipos de diagnosis, imprescindibles en la reparación actual.

Las tendencias están muy relacionadas a los avances en materia informática y de comunicación. En el hardware, por ejemplo, el objetivo es que el equipo garantice trabajar de una forma autónoma y bajo PC con tecnología wireless.

El futuro a corto plazo está en la red: internet va a aportar un valor añadido a todos los equipos que se puedan conectar en tiempo real, permitiendo buscar información, actualizándose de forma automática, diagnosticando online con un call center,…

Sin duda, la tecnología es protagonista indiscutible del hoy y el mañana de la industria del motor. En la actualidad, el 30 % de los componentes del vehículo son electrónicos: el taller que no domine este segmento y no disponga de las herramientas adecuadas, no podrá realizar ni siquiera las reparaciones más sencillas.

Los fabricantes de vehículos, más concienciados con los problemas de seguridad y ecología, apuestan por el uso de las últimas tecnologías como forma de crear nuevos productos, cada vez más limpios y seguros. Todos estos avances, expresan en Berton, proporcionan al fabricante una inversión en tecnología aplicada al vehículo muy destacada y unos tiempos de fabricación cada vez más cortos. Al mismo tiempo es una fuente de problemas electro-mecánicos que requieren herramientas de diagnosis potentes y adaptadas a estas nuevas tecnologías.

“Son muchos los actores dentro de este sector y se mantendrán los que aporten un valor añadido al taller y puedan realizar una oferta integral”, vaticinan desde Magneti Marelli.

Competitividad

Durante los últimos años hemos sido testigos de la llegada de un gran número de marcas especializadas en diagnosis. Esta nueva oferta ha conllevado una enorme competitividad - favoreciendo al potencial comprador - y muestra una evidencia, que el presente y futuro de la reparación pasan por el diagnóstico.

En este sentido, las firmas se mantienen alerta de las últimas innovaciones surgidas en el sector, siendo habitual que se complementen con un servicio al cliente. De la misma forma, gracias a la norma Euro 5, los fabricantes tienen un acceso más rápido a la información para reparar los vehículos, lo que permite que los reparadores independientes tengan herramientas eficaces para competir con el canal marquista.

Pese a ello, las marcas siguen aludiendo que el constructor pone todavía muchas trabas para que el taller independiente no reciba la información técnica. Las últimas normativas están forzando un cambio en esta problemática. “Aunque cada vez es más fácil disponer de información ya que las leyes están obligando al constructor a liberalizar esta información, todavía queda mucho por hacer”, reflexionan en Launch.

En la actualidad lo más importante es definir con más claridad el cómo, cuándo y cuánto de la normativa, prosigue la misma empresa. “Estas cuestiones no quedan lo suficientemente claras y algunos fabricantes están aprovechando esta ambigüedad para complicar el acceso a la información”.

Para Hella, el reto diario es tener la información adecuada y seguir casi en paralelo el ritmo de la evolución tecnológica del automóvil. Por ello, todas las acciones que sirvan para mejorar el acceso a la información técnica favorecerán al taller multimarca. Daitel, por su parte, exige que se cumpla esta legislación.

Contrarios a esta opinión son en Actia, que indican que hoy en día el acceso a las informaciones existe, pero “lo complicado es dedicar mucho tiempo a profundizar los conocimientos en muchas marcas de vehículos”.

Spanesi expone que “es fundamental el acceso libre y sin coste de los datos de los vehículos”. De otro modo es muy complicado para los talleres independientes realizar trabajos que sean un poco más específicos. Berton puntualiza que el problema está en el desconocimiento por parte del taller de los portales de información técnica y el precio que deben pagar para acceder a ellos. “Estar al corriente de las últimas tecnologías es especialmente importante en el mundo de la posventa multimarca, debido a los grandes y continuos avances que se producen en el sector”, advierten.

“Claramente la evolución tecnológica en el mundo del automóvil está creando una revolución en los talleres, que tienen que enfrentarse cada día a averías más complejas”, apuntan desde Magneti Marelli. Pero también estamos nosotros para ayudarles en su crecimiento profesional mediante programas de formación y call center de asistencia.

Ate Motorsens nos recuerda que todavía es difícil acceder a una información clara, total y asumible, y que sea de formato más o menos unificado entre los fabricantes.

Formación técnica

La complejidad de los vehículos modernos, cada vez con mayor participación de la electrónica en los sistemas, ha variado el enfoque de trabajo del mecánico tradicional: ya no es suficiente un simple polímetro o un sencillo lector de códigos DTC para abordar la tarea diaria.

Podríamos decir que el único inconveniente de este tipo de equipos es el hecho que diversos talleres independientes todavía no han alcanzado un nivel óptimo de competitividad, “uno de los aspectos que más deben mejorarse”.

Es precisa una formación técnica adecuada para interpretar los datos, pero también es importante que el taller ponga a disposición un servicio de posventa profesional por parte del fabricante del equipo y una línea de asistencia técnica que sea de ayuda práctica ante las dificultades que se presenten en el proceso de diagnosis.

“Las dificultades de posventa en España son debidas, en parte, a la ausencia de formación de los talleres en materia de diagnosis”, se lamentan en Brain Bee, que continúa: “Es un problema radicado desde hace tiempo y el gobierno debería tomar parte para mejorar esta situación, como ha sucedido en otros países europeos, donde el servicio posventa de los talleres independientes compite mano a mano con los concesionarios oficiales”.

Los equipos multimarca que ofrezcan una buena relación entre prestaciones y precio o con actualizaciones frecuentes tendrán un buen mercado. “Todos debemos adaptarnos, dando nuevas opciones de compra para que el taller disponga del equipo necesario que le ayude a desarrollar su negocio”. El gran problema de un taller multimarca - asevera Magneti Marelli - es que cada día tiene un modelo de coche diferente, lo que convierte en no rentable hacer inversiones muy altas para acceder a esa documentación.

Otra de las preocupaciones de la posventa es la adaptación de los reparadores a las constantes evoluciones que se producen en los vehículos modernos.

A pesar de la crisis…

Pese a la coyuntura económica actual, ya de dos años, el equipo de diagnosis es una herramienta que el taller debe tener, pues resulta imprescindible para la reparación de vehículos. Es, no nos cabe duda, uno de los aparatos más dinámicos del mercado.

Al mismo tiempo que el fabricante de vehículos continúe evolucionando su tecnología, seguirá habiendo una gran necesidad de equipos de diagnosis: cada vez hay más talleres que disponen de dos, tres e incluso cuatro, “lo que hace que la crisis no haya afectado de forma directa a esta familia de producto”, dice Launch.

Otros no son tan optimistas, como Daitel, que ve una situación complicada por falta de recursos, o Hella, que confiesa que la demanda de equipos de diagnosis se ralentizó desde inicios de 2.009, pues muchos talleres aplazaron las inversiones en nuevo equipamiento.

Actia aporta un nuevo dato y asegura que el mercado de estos aparatos está saturado: casi todos los talleres ya disponen uno por lo menos. Mientras, en Texa aprecian cierto recelo de los talleres a invertir, “aunque por el momento tienen trabajo”. Mediante ciertas acciones comerciales y actividades de campo (en colaboración con sus distribuidores) están tratando de convencer al taller de lo que necesita.

Berton cree que el taller multimarca puede verse afectado positivamente, pues la caída en las ventas en los automóviles está provocando el envejecimiento del parque. Esto supone una frecuencia mayor de incidencias y averías, con un incremento en el número de reparaciones a realizar.

Brain Bee, por su parte, considera que el pasado año representó una selección natural, en el que las empresas más pequeñas desaparecieron del mercado. Esto ha dado mayor espacio a las grandes, que han mejorado su oferta e invertido en nuevos productos. Un pensamiento muy parecido mantienen en Ate Motorsens, que añade: “Si la situación actual se prolonga mucho más, provocará una ralentización de los avances tecnológicos incorporados a los equipos”.

“La crisis ha afectado a nuestro sector, ya que el periodo de visita al taller ha aumentado y el presupuesto de reparación media ha disminuido”, admiten en Magneti Marelli. Afortunadamente los equipos son vivos y siempre necesitan actualizaciones y mejoras. Además, prosigue la firma transalpina, no sólo hay que vender equipos de diagnosis sino un soporte global al taller para poder realizar su trabajo cotidiano, “lo que hace que hayamos equilibrado la balanza”.

Frente al temor del consumidor de comprar vehículos nuevos, los equipos de diagnosis pasan a ser imprescindibles para la reparación y mantenimiento del parque de vehículos que tenemos hoy en circulación.

La oferta

Bosch cumplió hace un par de años el vigésimo aniversario del KTS con el lanzamiento del primer equipo de diagnosis electrónica multimarca, el KTS 300. Su actual gama cubre con todas las necesidades que pueda tener el taller, mediante equipos portátiles, con PC, sin PC, con Bluetooth, con osciloscopio,…

Su último modelo es el Bosch KTS 340, un comprobador multifuncional, portátil y universal, de amplias prestaciones y sencillo manejo. Bajo el eslogan ‘fácil de manejar, difícil de superar', el nuevo KTS 340 incorpora todas las funciones necesarias para la detección de averías, desde la función de diagnosis y las instrucciones de reparación hasta la información sobre los planes de mantenimiento y servicio de la mayor parte del parque nacional de vehículos.

Además, los talleres pueden encontrar las actualizaciones de este equipo de forma mucho más rápida en internet. Los clientes abonados al ESI[tronic] ganan tiempo y ya no tienen que esperar que les llegue un nuevo DVD para actualizar sus equipos de diagnosis.

Todos los equipos de diagnosis de Bosch (salvo el KTS 200) cumplen con la norma Euro 5, que permitirá a los talleres hacer codificaciones de las unidades de control con los datos del fabricante del vehículo.

Sin duda, su principal ventaja es su experiencia en el sector y su profundidad en la información técnica, que guía al taller paso a paso en la reparación del vehículo. Adicionalmente, son el único fabricante de equipos de diagnosis con 15 centros de desarrollo repartidos por todo el mundo (tres de ellos en Europa).

Launch Ibérica es la filial de Launch para España y Portugal, encargada de la importación de los productos fabricados por la firma china y la distribución de los mismos en estos dos países.

Recordemos que Launch es uno de los líderes mundiales en el desarrollo y fabricación de equipos de diagnosis, con una amplia gama de modelos, y numerosas actualizaciones a lo largo del año. Ofrece diferentes posibilidades de diagnosis a todo tipo de talleres. Los más importantes son:

- X-431 Master. El restyling del primer modelo de la familia X-431 dispone de pantalla táctil, impresora integrada y está preparado para diagnosticar los sistemas Canbus de última generación. Mediante un único OBD se conecta a cualquier vehículo, sin importarle el año, al tiempo que cuenta con 40 marcas de vehículos según protocolo de fabricante, con modelos europeos, americanos y asiáticos.

- X-431 Diagun. Gracias a su sistema de trabajo multiple, es capaz de diagnosticar dos vehículos a la vez: agiliza la carga de trabajo y da la posibilidad de comparar en las mismas condiciones un vehículo averiado con otro que no lo está. El equipo es pequeño y compacto, para su fácil transporte, pero con una gran pantalla táctil a color. Está preparado para diagnosticar también los sistemas Canbus de última generación (sin importar el año), mientras la comunicación con el coche puede ser vía cable o bluetooth, con un ritmo de trabajo ocho veces más rápido que los equipos de diagnosis convencionales.

- X-431 Heavy Duty. Modelo especialmente diseñado para el vehículo industrial, posee pantalla táctil, impresora integrada y pantalla a color. Diagnostica 14 marcas de camiones, tanto americanas como asiáticas y europeas. Su actualización es continua y se lleva a cabo por internet, como el resto de equipos de diagnosis de Launch.

Asimismo, de reciente lanzamiento son:

- X-431 NCP. Se basa en el concepto de diagnosis total, comprobando el vehículo a través del software de auto diagnosis, con la posibilidad de añadir diferentes módulos para poder analizar la señal de cualquier sensor del vehículo, o incluso simularla. De igual modo, se puede convertir en un alineador de direcciones, agregando el módulo correspondiente a esta tarea con sus cuatro captadores. Estos módulos son sorprendentemente pequeños, hecho que permite que el equipo sea totalmente portátil, aparte de configurable.

- X-431 Autobook. Producto con todas las funciones importantes de diagnosis (lectura y borrado de códigos, valores reales y ajustes de servicio), salvo las de programación, codificación y ajustes. Diagnostica los vehículos más relevantes, de la mano de un software con marcas europeas, americanas y asiáticas. Las actualizaciones se hacen de modo sencillo por internet, para mantenerse al día con los últimos programas desarrollados, mientras su sistema operativo usa una plataforma abierta basada en Linux. Tiene una gran apariencia y medidas comedidas, siendo su tamaño no más grande que un libro.

Berton es una empresa nacional que desde 1.995 fabrica equipos de diagnóstico multimarca. Presentan una oferta muy variada, lo que les permite poner al alcance del taller un equipo de diagnosis adecuado a sus necesidades: es posible elegir entre pequeños pero potentes equipos portátiles (como la nueva terminal TDU_PDA) hasta el recién estrenado TDU_Tablet, “que se convertirá en la máxima referencia del sector”, al poner en manos del taller un equipo de última generación compuesto de las más modernas tecnologías. En ambos casos se sigue apostando por terminales portátiles, con pantalla táctil, gran autonomía y con diagnosis inalámbrica por bluetooth.

El cliente también tiene la posibilidad de utilizar el versátil TDU_Netbook o instalar la aplicación BertonData en un ordenador personal o incluso en el teléfono móvil. Señalar finalmente que, con la misma filosofía aplicada hasta ahora en el mundo de las cuatro ruedas, Berton ha desarrollado un completo software para el diagnóstico de motocicletas.

No en vano, Berton diseña equipos por y para profesionales que requieren de una herramienta versátil, sencilla y fiable. Para ello, dan al taller equipos vanguardistas con la más avanzada tecnología y los mejores recursos humanos.

Cojali inició el proyecto de multimarca en 2.000, con un equipamiento de mano que, en un primer momento, diagnosticaba frenos y suspensión. Hoy en día, el Jaltest de Cojali es todo un referente: es “la solución más completa” de diagnosis multimarca y multisistema para vehículos industriales y comerciales ligeros. Es intuitivo y fácil de usar, con rápido acceso, no necesita suministro eléctrico externo, posee conexión inalámbrica al PC y diseño resistente.

Otros modelos de la firma son el Jaltest PC Link (interfaz de comunicación que, unido al Jaltest Soft, conecta el PC con las unidades de control electrónico integradas en los vehículos), Jaltest Soft (software de diagnosis multimarca y multisistema para vehículos comerciales), Jaltest Info (una auténtica enciclopedia del vehículo industrial, totalmente integrada en su programa: no sólo permite conocer el error, sino también localizarlo y repararlo) y Tablet PC (específicamente diseñado para la diagnosis).

Recientemente han renovado el software de estos equipos, con la inclusión de la herramienta TecDoc y presentan el programa Business Managment, para gestión del taller. Recordar, por último, que el proyecto Jaltest brinda un completo programa formativo, de asistencia técnica y servicios posventa.

Hella es proveedor global de la industria del automóvil. En 2.008 constituyó una joint venture destinada al desarrollo de sistemas de diagnosis para vehículos, denominada Hella Gutmann Solutions, con el objetivo de proveer a los talleres de soluciones técnicas integrales capaces de solventar todos los problemas relacionados con el diagnóstico de los vehículos.

La firma garantiza una tecnología de diagnóstico precisa y adaptada a las necesidades del taller, permitiendo el acceso a una completa base de datos de todos los vehículos del mercado. Además, brinda apoyo directo desde un centro técnico internacional de atención telefónica, con más de 40 expertos para resolver las dudas de los profesionales del taller.

Entre los sistemas de diagnosis más destacados encontramos el Mega Macs 42, 50 y 55, todos compuestos de lectura y borrado de códigos de avería, restauraciones de servicio, presentación de todos los parámetros de cada uno de los sistemas del vehículo, ajustes básicos, codificaciones de componentes y comprobación de actuadores.

Con motivo de la celebración de Automechanika, presentaron el Mega Macs 66 - disponible en nuestro país a principios de 2.011 -, un equipo modular y adaptado para dar servicio a los vehículos del futuro. Entre sus funciones principales, la diagnosis de sistemas (tanto en códigos de avería como en síntomas), el acceso automático a la base de datos online, su conexión a catálogos electrónicos para obtener los recambios correspondientes y el soporte técnico interactivo.

Señalar que Hella no sólo dispone de equipos de diagnosis, sino que su oferta se compone de formación, información técnica y herramientas de diagnosis de calidad.

Por su parte, ATE Motorsens, fabricantes de equipos de diagnosis de emisiones desde 1.985, cuenta con el modelo M-1600, de larga presencia en nuestro país. Este año se ha llevado adelante una notable revisión del equipo por ordenador, tan profunda que ha cambiado su referencia: el M-1601 ha dejado de fabricarse y su lugar en el catálogo ha sido cubierto por el M-1602.

Este nuevo equipo, de estética modernizada, ahora incluye de serie el multiplexor para vehículos occidentales (que permite mediciones automatizadas) y capacidad de conexión bluetooth, además de un cableado OBD estándar, conector ECU 032 y conexión USB al ordenador.

Resaltar que sus equipos se distinguen tanto por su amplia cobertura como por su flexibilidad, ya que empleando el programa adecuado se puede realizar asimismo la diagnosis sobre vehículo comercial ligero, camiones, autobuses y remolques. La solvencia técnica de sus analizadores queda asegurada mediante actualizaciones periódicas y automáticas a través de internet, mientras que la asistencia telefónica garantiza al usuario una cobertura completa.

SPX Service Solutions, con sus marcas Tecnotest, OTC Europe y Autoboss, es fabricante de equipos de diagnosis desde hace más de 25 años. Su nueva interfaz Mach VCI permite acceder a toda la información y los datos que el fabricante pone a su disposición. Sin duda, es un pilar básico para el diagnóstico de vehículos.

Fue concebido y desarrollado para mecánicos de automóviles, al proveer un diagnóstico profesional y fiable “sin hacerle perder excesivamente el tiempo”. Esto se consigue a través de un análisis automático de todas las unidades de control a bordo, posibilidad de elegir el vehículo según su número de chasis, superficie operativa intuitiva y fácil de usar e identificación de la posición del conector de diagnóstico mediante fotos reales.

Magneti Marelli participa en el desarrollo de sus equipos junto al fabricante, pero como distribuidor. Lo más importante, sin embargo, es toda la información que esta firma italiana, como fabricante de sistemas electrónicos para el automóvil, puede integrar dentro de sus equipos de diagnosis.

Sobresale el Tester Smart, un equipo de diagnosis multimarca con pantalla a color y con diferentes tipos de software según las necesidades del cliente (coche, camión, moto, servicio rápido,…). Tiene una actualización por internet de unas doce veces al año, menú ok de acceso rápido en las operaciones y MM inside.

Completa su oferta el Tester Logia, de prestaciones similares, y comunicación bluetooth, y el Asian Gold, dirigido al parque asiático pese a que en su dotación se incluye software europeo y asiático.

El equipo de diagnosis b-Touch de Brain Bee les permite dar un salto de calidad y entrar en una nueva dimensión. Con esta nueva herramienta, el autodiagnóstico se convierte definitivamente en el instrumento de taller más fiable, permitiendo una interacción sin igual con el profesional del automóvil.

Dispone de nuevas funciones adicionales, posibilidad de interfaz y numerosas consultas, sistema más intuitivo y rápido,… Esta novedad de Brain Bee presenta, además, una nueva estructura para consultar la base de datos de diagnóstico, creando secuencias lógicas en las fases necesarias, para identificar correctamente el origen de la incidencia.

Sus tests dinámicos solucionan los problemas del vehículo a través de una serie de test guiados, especialmente fiables y exactos.

Finalmente, la introducción de numerosos idiomas posibilita que todos los operadores, incluso los menos expertos, puedan utilizar fácilmente las funciones del b-Touch.

Este fabricante desde 1.999 se caracteriza por contar con una alta tecnología en materia de innovación y funciones de diagnosis, excelente cobertura en sistemas diagnosticables del parque europeo y calidad certificada por contrastados entes (TÜV o CE). También dispone de un gran apoyo en servicio posventa, “fundamental para el taller”.

Texa, situada en Monastier de Treviso (Italia), es fabricante desde 1.992, al tiempo que Texa Ibérica Diagnosis es la filial para el desarrollo de los mercado de España, Portugal y Sudamérica. Dispone de una amplia y completa gama de productos para la diagnosis, cuya oferta está articulada sobre instrumentos autónomos o interfaces para PC, lo que satisface los requerimientos de cualquier tipo de taller.

Su Axone Direct es un instrumento de diagnosis y autodiagnosis multimarca con cable para la conexión directa a la toma de diagnosis del vehículo. Posee un monitor touch-screen y batería interna de altas prestaciones, junto a la innovadora función “busca” de Google y la nueva TGS2 para la búsqueda automática de los sistemas. Es la solución “todo en uno”, combinando sencillez y practicidad.

Asimismo, tras el éxito logrado con el OBD Log, Texa presenta su “hermano mayor”, el OBD Matrix, galardonado en el ‘Automechanika Innovation Award'. De hecho, el OBD Matrix es una obra maestra en miniatura: es capaz de leer y registrar directamente en carretera el mal funcionamiento de todas las marcas y modelos (además de todos los sistemas electrónicos) que se encuentran en el software IDC4 Texa.

Dispone de una serie de características que lo hacen comparable a un instrumento de diagnosis tradicional, con una cobertura de 61 marcas y cerca de 1.000 modelos diferentes. Es, por tanto, perfecto para detectar todas las averías esporádicas y temporales que impacientan a los mecánicos: bastará configurar el OBD Matrix en pocos minutos e instalarlo en el vehículo del cliente, para que circule varios días.

Si el OBD Log detecta únicamente las anomalías revelables a través del protocolo EOBD, con el OBD Matriz ahora es posible verificar el funcionamiento de otros componentes controlados por dispositivos electrónicos, como frenos, embrague, cambio, suspensiones, ABS,…

Spanesi tiene, entre su amplísima gama, dos máquinas de diagnóstico portátil: Touch Reset y Touch Reset Basic. La primera, para diagnósticos multimarcas, responde a las exigencias de los talleres planchistas, permite llevar a cabo el diagnóstico electrónico de los automóviles y reduce los tiempos de reparación. Terminada la reparación de la carrocería, será suficiente efectuar el “reset”, es decir, la reposición de los circuitos electrónicos, reiniciando las luces testigo y borrando las señales de avería.

Del mismo modo, el Touch Reset Basic es una potente herramienta, diseñada para conectar la UEC a cualquier ordenador (sobremesa, portátil o de pantalla táctil). El software de aplicativos de vehículos se encuentra dentro de la máquina, al tiempo que el “host display” emplea un software de visualización con base Java. Esto hace que el Touch Reset Basic sea totalmente independiente respecto a otro sistema operativo de ordenadores basado en Microsoft Windows, representando un avance importante ya que da al usuario una gama más amplia de opciones de hardware.

Mientras, Daitel Automoción lleva más de 20 años importando y distribuyendo productos para la diagnosis del automóvil. Independientemente del diagnóstico dedicado a constructores, comercializa una gama completa de equipos de diagnóstico multimarca, tanto para turismos como para vehículos industriales y motocicletas.

Sus equipos más relevantes son €Box y Systesis, ambos con la más alta tecnología, sonda €uroV, base de datos, identificación VIN, grabación de datos en ruta, activación de actuadores, lectura y borrado de fallos, lectura y visualización de los estados,…

La diferencia fundamental entre los dos equipos es que el €Box se gestiona a través de una conexión bluetooth con PC y el Systensis es un equipo autónomo que incorpora pantalla TFT.

El Grupo Actia es el fabricante oficial desde hace más de 20 años de los equipos de diagnosis utilizados en las redes posventa y plantas de coches de diferentes constructores de coches (Grupo Mercedes, Grupo Fiat, Renault, BMW, Mitsubishi,…).

Para los talleres multimarca, Actia Muller fabrica el equipo de diagnosis Multi-Diag, con tres claras características: amplia cobertura de marcas (una de las mejores del mercado), sencillez de manejo y es compatible con la Euro 5.

Otra función del Multi-Diag es el “One Click”. El operador solamente tendrá que enchufar su equipo de diagnosis en el coche, apretar sobre esa función y Multi-Diag, de manera 100 % automática, hará la identificación del chasis del vehículo, el escaneo completo de los sistemas electrónicos del mismo y la impresión de un informe de la salud “electrónica” del coche.

Capatest es importador y distribuidor en exclusiva de la marca coreana Hanatech para España y Portugal desde 2.007. Brindan a sus clientes 24 meses de actualizaciones gratuitas y un servicio de asistencia totalmente personalizado. Sus equipos más destacados los podemos dividir en Multiscan P1 y Ultrascan Pro.

Ambos son equipos de diagnosis multimarca, con cobertura mundial y funciones especiales típicas de OEM, con dos años de actualizaciones gratuitas, dos años de garantía y soporte técnico de posventa. El Ultrascan Pro, además, incluye osciloscopio de cuatro canales con simulador de sensores y batería interna.

También tenemos, por otro lado, el Ultrascope, un osciloscopio profesional autónomo de dos canales específico para talleres, con formas de onda de referencia y ajuste automático para las tareas del mecánico.

Durante Automechanika en Frankfurt (14-19 de septiembre) presentaron el Hanascan 10, Hanascan 70 y Hanascope, modelos que estarán en el mercado a partir de enero de 2.011.

Tendencias actuales

Los talleres son plenamente conscientes que la diagnosis es fundamental para su negocio: además, al no tener un precio muy elevado, la escasez de crédito no afecta tanto. Vemos ahora equipos con pantallas más grandes, más ligeros, más rápidos,…

La tendencia actual es integrar en un único programa informático todo lo necesario para una gestión completa del taller, desde la diagnosis e información técnica hasta la gestión de clientes y facturación. Se busca incorporar funciones que antes sólo podían llevarse a cabo con equipos originales, dando al taller nuevas tareas a realizar.

El elevado coste de los recambios, junto a la mencionada crisis, obliga a contar con mecanismos más reparadores, que contengan herramientas que ayuden a un análisis más preciso y rápido, evitando cambios de componentes innecesarios.

Bosch, diagnosis a distancia

Bajo el concepto ‘Remote Diagnostics' (diagnosis a distancia), Bosch presta, en situaciones en las que es difícil realizar la diagnosis de un coche, su apoyo vía internet, conectando directamente con el vehículo del cliente.

Con ello, una vez identificado el vehículo en un equipo, sus datos estarán ya disponibles en todos los demás equipos del taller que dispongan de ordenador. De la misma forma, también es posible llevar a cabo un intercambio de datos de medición entre todos los equipos de taller de las marcas Bosch, Beissbarth y Sicam.