Istobal ha incrementado su facturación un 9% en 2017 respecto al año anterior, superando los 134 millones de euros al cierre de su ejercicio, tal y como recogen sus resultados previos a auditoría. La compañía valenciana prosigue por la senda de crecimiento continuado de los últimos años y ha registrado un beneficio bruto de explotación (EBITDA) por encima de 18 millones de euros, un 12% más que en 2016.

Durante 2017, España y Francia han sido los mercados más importantes para Istobal y han supuesto el 25% y el 18%, respectivamente, de su facturación neta de equipos de lavado. Les siguen Italia y Estados Unidos, donde el crecimiento de la facturación de las filiales del Grupo ha sido muy significativo este año, consiguiendo aumentos por encima del 20%. Dinamarca y Reino Unido completan el listado de los cinco principales mercados de exportación para la compañía.

En cuanto a divisiones de producto, la amplia gama de puentes de lavado de Istobal continúa liderando las ventas de la empresa, mientras que la línea de cerramientos, centros de lavado, químicos y tratamiento de aguas son las que han obtenido un mayor crecimiento en 2017.

De cara a 2018, Istobal está reforzando su estructura organizativa con la incorporación de nuevos profesionales y la creación de nuevos departamentos con los que pretende hacer frente a nuevos retos del mercado, consolidar su liderazgo a nivel internacional y sobrepasar los 144 millones de facturación.

Durante los próximos años, el grupo español seguirá apostando por la innovación de sus productos y procesos, además de aumentar la fiabilidad de sus equipos, explotar las posibilidades de la conectividad y el 'Big Data', así como otros proyectos que permitan posicionar su marca en la mente del consumidor como sinónimo de calidad de servicio, innovación, eficacia y rapidez en el lavado del vehículo.

Su plan de expansión se centrará en seguir aumentando su cuota de mercado en los países donde ya está presente, sobre todo, en Estados Unidos, Italia y Alemania.