Durante el 12º Congreso “Parts Aftermarket”, Neil Fryer, vicepresidente de ZF TRW Global Parts & Service, explicó que la fusión de las dos compañías ha construido una empresa con unas ventas de 29.200 millones de euros y 138.000 empleados en 40 países. Una empresa líder en tecnología capaz de hacer frente a las demandas de servicio y movilidad que caracterizan ya a la industria del automóvil. Para ello priorizan tres pilares: eficiencia, conducción autónoma y seguridad.

Fryer describió un entorno en el que la posventa del automóvil evoluciona hacia un mercado en que los talleres están más preparados, los vehículos privados dejan sitio progresivamente a las flotas de vehículos y los eléctricos crecerán en gran medida.

ZF, con un marcado enfoque al cliente, constituye una sola organización en la posventa que aglutina a TRW, Sachs, Lemforder, Boge y Openmatics, que se mantendrán como marcas y productos poderosos. El portfolio de servicios de ZF incluye sistemas de seguridad para los pasajeros; sistemas de asistencia al conductor, componentes de chasis; unidades eléctricas; direcciones; amortiguación; electrónica de seguridad, ejes; frenos; transmisiones; electrónica y sistemas de control de la carrocería.

En su intervención, Neil Fryer anunció que, en Europa, al frente de las operaciones de Aftermarket estará Javier Rodrigo, quien ya tenía esa responsabilidad en TRW.