El secretario general de la ACEA (Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles) ha señalado en un comunicado que si bien la aceptación por el mercado de los vehículos de combustible alternativo va en aumento, no hay que olvidar que todavía representan una parte muy pequeña de las ventas de vehículos en Europa, exponen nuestros compañeros de VehiculoProfesional.info.

Por esta razón, Erik Jonnaert alerta de la necesidad de que todos los agentes, incluidos los políticos, continúen esforzándose por eliminar las barreras que dificultan la implantación de este tipo vehículos.

El año pasado se matricularon más de medio millón de vehículos de combustible alternativo en la UE, lo que supone un espectacular aumento del 20% en comparación con 2014. Pero el hecho es que el 95,8% de los compradores europeos no eligieron adquirir un vehículo de este tipo. “De hecho -afirma Jonnaert- cuando vi los últimos datos de matriculación de vehículos de combustible alternativo publicados a principios de este mes, me di cuenta de que el crecimiento global de matriculaciones se ha estancado, ya que sólo crecieron un 0,6% en comparación con el segundo trimestre de 2015”.

Un análisis más detallado muestra que la demanda de vehículos eléctricos recargables (ECV) está creciendo al ritmo más lento desde que se empezaron a recoger estos datos. Así, el número de matriculaciones sólo creció un 7,1% en el segundo trimestre de 2016, mientras que el crecimiento a principios de 2015 fue del 117,9%, se mantuvo firme todo el año ( 53% en Q2 y 62,2% en el 3T) y alcanzó su punto máximo en el cuarto trimestre, registrando cifras de crecimiento de más de un 160%.

Aunque un poco menos dramática, la demanda de vehículos eléctricos híbridos también parece estar perdiendo ritmo: aumentó un 22,6% el último trimestre, pero situándose claramente por debajo de la tendencia positiva observada en la segunda mitad de 2015 y en el comienzo de este año, periodo en el que se alcanzaron crecimientos de más de un 30%.