Jaime Moreno, subdirector general de Gestión de la Movilidad de la DGT, presentó una ponencia en el Foro de Automoción de Madrid organizado por Ganvam, en la que desarrolló la visión de la DGT sobre el coche conectado. Su planteamiento se basó en la presentación del Plan de Movilidad Segura y Sostenible.


Durante su exposición se refirió sin mucho detalle al libro de mantenimiento electrónico. Al final de la misma esta redacción le pidió detalles sobre el tema y, tras aclarar que están preparando el interfaz y esto llevará todavía algún tiempo, volvió nuevamente a mencionar a "los talleres autorizados" como los que harán las actualizaciones del libro. La utilización de ese término levanta todo tipo de reticencias pues la legislación vigente no establece esa denominación para ningún tipo de talleres. Repreguntado al respecto por esta redacción aclaró que "los talleres autorizados son los que funcionan dentro de la legalidad" y que la DGT "no quiere entrar en la batalla taller oficial o no oficial".
En su ponencia Jaime Moreno estableció como prioridad el rejuvenecimiento del parque, pasando de los actuales 11,3 años hasta los 7 años (la media precrisis). En este contexto el Plan de Movilidad Segura y Sostenible quiere simplificar los trámites administrativos que dependen de la DGT para centrar su trabajo en el objetivo 0 accidentes. La DGT incrementará el control del cumplimiento de los controles de ITV; planea publicar un nuevo Reglamento General de Vehículos; erradicar la ilegalidad en todos los componentes de la cadena de valor del vehículo (talleres y compraventas ilegales); liderar la estrategia de conectividad de los vehículos; crear el ecosistema necesario para permitir la conducción autónoma y desarrollar políticas supramunicipales de movilidad urbana.