Un total de 177 talleres ilegales fueron detectadas en las inspecciones realizadas por la Guardia Civil en Cataluña durante el periodo 2015-2016, según ha informado a la Unión de Empresarios de Automoción de Cataluña, con la que colabora en la lucha contra la economía sumergida en el sector de la reparación y mantenimiento de vehículos.

El número de actividades ilegales no difiere mucho de un año a otro: 239 en 2015 y 224 en 2016. Durante ambos ejercicios, los agentes de la Guardia Civil (Seprona) inspeccionaron 463 talleres: 154 en Barcelona; 142 en Tarragona; 111 en Lérida; y 56 en Gerona. En una buena parte de los casos, dichas inspecciones fueron consecuencia de denuncias previas por presunta actividad ilegal, lo que justifica el elevado porcentaje de puntos de actividad claramente fuera de la ley sobre el total de las inspecciones realizadas: 38%.

En el conjunto de puntos inspeccionados, se detectaron algo más de mil infracciones administrativas, de las cuales el 70% estaban relacionadas con la normativa medioambiental.

“En relación a la lucha contra los talleres ilegales, las asociaciones estamos haciendo nuestros deberes, transmitiendo a las autoridades competentes la información que nos llega sobre puntos de asistencia ilegales que practican una competencia desleal en relación a las empresas que asumen sus responsabilidades con la ley y la sociedad. La Guardia Civil también responde acudiendo a dichos puntos y comprobando las presuntas irregularidades. A partir de ahí, nuestra principal reivindicación es que haya justicia y se haga cumplir a todos por igual las normas”, señala Domingo Comas, presidente de la Unión de Empresarios, entidad integrada en Conepa.

En relación a la alta incidencia de infracciones administrativas detectadas en relación relacionadas con la normativa de medio ambiente, Comas destaca “la enorme cantidad de normativa en este aspecto que ha de cumplir un taller, por pequeño que sea, lo que debe hacer reflexionar a nuestras autoridades sobre la racionalización de obligaciones a las pymes”.