Estética, dinámica e interacción son los términos que caracterizan las tecnologías de iluminación desarrolladas por Audi, que ponen de relieve el eslogan 'A la vanguardia de la técnica', y subrayan los valores de la marca: progresividad, sofisticación y deportividad.

 

Así, Audi pone en movimiento las tecnologías de iluminación del vehículo para crear nuevas y dinámicas formas de expresión: las luces del vehículo interactúan intensamente con el conductor y con el entorno.

Sin duda, Audi está ampliando constantemente su papel como referente mundial en tecnologías de iluminación aplicadas al automóvil a través de la innovación constante. Uno de los próximos pasos será la tecnología Matrix láser, en la que un núcleo compuesto de cientos de miles de micro espejos controlados de forma individual divide el haz de luz láser en pequeños píxeles.

Esta tecnología hace posible crear el patrón de luz ideal para prácticamente cualquier situación de conducción, o incluso proyectar información gráfica en la carretera.

Para Audi, el diseño es algo más que simplemente estilo, es la expresión estética de los valores de la marca. La iluminación exterior - luces LED de circulación diurna en la parte delantera complementadas con las luces LED traseras - es un importante elemento de diseño, una firma audaz e inequívoca que permite a un Audi ser reconocido como tal incluso a gran distancia.

Pero la iluminación en Audi no es sólo una cuestión estética, también lo es dinámica: la luz se llena de vida, se mueve y toma nuevas formas de expresión y diferenciación. La luz de freno adaptativa, por ejemplo, emite pulsos durante una frenada de emergencia, y los intermitentes dinámicos indican la dirección hacia la que el conductor va a girar.

Ambas tecnologías están disponibles en los vehículos Audi de producción desde hace tiempo, y en 2014 se unió la luz láser de carretera, con un alcance de varios cientos de metros.