La Federación Empresarial Palentina del Metal (Fepametal), junto con la Confederación Palentina de Organizaciones Empresariales (Cpoe), está luchando para frenar la competencia que suponen la masiva proliferación de talleres ilegales de reparación de vehículos.

Estos centros, lamentan, incumplen con las obligaciones legales de carácter general y específica del sector, careciendo de los requisitos mínimos que garanticen las condiciones de seguridad en las reparaciones.

En este sentido, Fepametal puso en conocimiento de los 'clientes' de estos talleres clandestinos de la falta de garantía que ofrecen piezas sin certificación, la falta de espacio, utilización de herramientas inadecuadas y uso de personal no cualificado y que todo esto tiene una incidencia directa negativa en la seguridad vial, el medioambiente y la viabilidad de los talleres de automoción que están establecidos legalmente.

Los responsables de la federación aseguran que se adoptarán las medidas necesarias ante situaciones contrarias a la legalidad, incluyendo las que afectan a la generación de residuos, con el fin de luchar contra el intrusismo profesional del sector.