La dependencia al coche es todavía sustancial en España, según se desprende del “IV Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente”, realizado por Rastreator.com. A pesar de que la preocupación por el medio ambiente y la evolución tecnológica están transformando las ciudades, hasta un 48,5% de los españoles asegura que depende del coche diariamente. Incluso el 51,7% de la población afirma que no podría vivir sin coche.

Los hombres (52,8%) son más dependientes del coche que las mujeres (44,1%). Mientras tanto, los jóvenes de entre 25 y 34 años son los que más afirman depender del coche para sus desplazamientos diarios (55,3%), pero son los adultos de entre 45 y 54 años los que aseguran no poder vivir sin coche en mayor medida que el resto de franjas de edad (53,7%).

La comodidad, flexibilidad y rapidez que caracterizan al transporte privado sigue imponiéndose ante el coste o los posibles problemas de aparcamiento que conlleva su uso, como muestra el hecho de que el 45% de los españoles afirma que el motivo por el que suele coger el coche a diario es porque lo prefiere al transporte público. Aun así, un 28,4% de los ciudadanos prefiere usar otros vehículos diferentes al automóvil para desplazarse, como la motocicleta o la bicicleta.

El estudio de Rastreator.com también muestra cómo el tamaño de los municipios influye a la hora de depender del coche. Así, son los más pequeños (de menos de 50.000 habitantes) los más dependientes del coche en su día a día, como afirma un 55,4% de sus habitantes (frente al 42% de los municipios de más de 200.000 habitantes), e incluso el 56,7% de sus ciudadanos asegura no poder vivir sin coche (frente al 46,8% de los municipios más grandes).

Por regiones, el informe indica que Extremadura es la comunidad autónoma con mayor dependencia del coche, tal y como afirman seis de cada diez extremeños, superando a la media nacional en más de once puntos porcentuales, y seguida de cerca por Galicia (59,5%) y Andalucía (55,2%). Sin embargo, si hablamos de no poder vivir sin coche, son los asturianos los que lo afirman en mayor medida (67,4%), diferenciándose de la media nacional en casi 16 puntos porcentuales, y seguidos por castellanomanchegos (63,8%) y castellanoleoneses (59,1%).

En cuanto a dependencia al coche, los vascos son los menos dependientes del automóvil (34,1%), junto con aragoneses (37,9%) y madrileños (39,2%). Además, los vascos se sitúan entre los que aseguran no poder vivir sin coche en menor medida (39,8%), junto a los baleares (31%) los más destacados en este aspecto, y los madrileños (46,5%).