En Ancera están integradas ocho asociaciones que defienden los intereses del sector. Bajo el epígrafe “Tengo tres preguntas para Ancera”, la patronal ha presentado, en el marco de su 30º Congreso, las diferentes actuaciones de sus asociaciones integradas, a cargo de algunos de sus responsables. También Ancera cultiva sus relaciones con Europa, sobre todo, con Figiefa, de la que depende directamente, y Afiba, que depende de Egea y Afcar.

En primer lugar, Francisco Hernández Córcoles, de la Asociación de Agentes Comerciales (Aeaca), anunció la celebración de una Asamblea Extraordinaria, el 9 de junio, con el único punto del día de elegir al nuevo presidente, tras el fallecimiento de Olegario Magdalena. Aeaca está compuesta por un grupo unido, con un objetivo principal y una gran base. “Somos amigos y anteponemos los intereses del colectivo antes que los personales. Con el paso del tiempo, hemos descubierto que son muchas más cosas las que nos unen que las que nos separan. Agradecemos la gestión que durante tantos años hizo Olegario, una persona entrañable y, de alguna manera, nos implicaba a todo el colectivo a todo lo que la asociación lleva a cabo”.

Por su parte, Luis Maeso, vicepresidente de la Asociación Española de Carrocería (Aecar), cree que tanto la distribución como los fabricantes y talleres no son lo sufucientemente conscientes de los recambios que se venden gracias al trabajo que Aecar lleva a cabo en favor del libre mercado. También tuvo presencia la Asociación Española de Vehículo Industrial (Aervi) y la Asociación de Fabricantes e Importadores de Bienes de Equipo (Afiba).

Según Álvaro Muñoz (Hella Gutmann), esta última vigila el cumplimiento de la normativa y la legislación que permita una mayor competitividad para el taller; promueve acciones para que el taller cuente con un mejor equipamiento; lucha en contra de la piratería, a través de CAPA (Comisión Antipiratería del Automóvil) -representada en el congreso por Carlos Sánchez (MIAC)-; y desarrolla acciones conjuntas para favorecer a todo el sector, como la implantación de la ITV electrónica.

En cuanto a Agrupación Profesional del Accesorios y Personalización del Automóvil (Apta), es la encargada de conseguir avances para este segmento desde que entrara en vigor la llamada “Ley Antitunning” (ocho revisiones desde 2011), mientras que la Asociación Nacional de Repintado del Automóvil (Arpa) defiende a los distribuidores de pintura de las importaciones paralelas, “un fenómeno imparable” según Miguel Ángel Juesas (Segorbe); los contratos de distribución que deja en “desamparo” al distribuidor; y la lucha por el control del negocio por parte de las aseguradoras.

Por último, cabe destacar la última incorporación a Ancera: la Organización Profesional de Especialistas del Neumático (OPEN), en la que están implicados todos los importadores. “OPEN viaja a velocidad de crucero y ya se ven los primeros resultados”, aseguraba durante el congreso su vicepresidente, Fausto Casetta, ya que la asociación está presente en las mesas donde se toman las principales decisiones del sector.