El mercado de vehículos industriales creció durante el pasado mes de septiembre un espectacular 75% tras matricularse 1.745 unidades. De la misma forma, en el conjunto de los nueve primeros meses del año este segmento logró un volumen de 14.799 vehículos, un 51,9% más que el año anterior.

 

Sin duda, las ventas de vehículos nuevos y, en este caso, el crecimiento de las matriculaciones de vehículos pesados ayudan a dar una visión industrial y económica de un país.

En este sentido, la evolución que está teniendo este segmento muestra que la industria en general y la del automóvil en particular están aportando valor añadido a España, con el fin de establecer oportunidades tecnológicas e industriales para el desarrollo de la economía.

Este fuerte crecimiento también pone de manifiesto la eficacia de una herramienta de rejuvenecimiento del parque como el Plan Pima Transporte Financiación para dinamizar un mercado como el de vehículos industriales, donde el camión se transforma en un elemento básico de supervivencia para empresas, pymes y autónomos.

Sigue siendo pues necesario rejuvenecer aún más el parque de vehículos industriales, que está muy envejecido y en consecuencia tiene reflejos negativos respecto a la seguridad vial y al medioambiente.