Las ventas de vehículos industriales y autobuses en España alcanzaron un volumen total de 3.716 unidades entre enero y marzo de 2012, lo que supone un retroceso del 27,4 por ciento si se compara con los datos del mismo trimestre del año anterior. En el pasado mes de marzo, las matriculaciones de este tipo de vehículos se situaron en 1.216 unidades, lo que se traduce en una disminución del 34,7 por ciento si se compara con las cifras contabilizadas en el mismo mes del ejercicio precedente.

Anfac y Ganvam achacan estas caídas de las ventas de camiones y autobuses tanto en el primer trimestre como en marzo a las dificultades de acceso a la financiación para pequeñas y medianas empresas y autónomos. "Esta situación empeora de manera considerable la calidad del parque con importantes consecuencias en materia de seguridad vial y medio ambiente", añadieron.

Por segmentos, las ventas totales de vehículos industriales fueron 3.210 unidades en los tres primeros meses de 2012, un 23,6 por ciento menos, mientras que en el mes de marzo las entregas de estos vehículos cayeron un 35,2 por ciento, hasta 1.011 unidades.

Concretamente, las matriculaciones de camiones ligeros (entre 3,5 y seis toneladas) cayeron un 48,4 por ciento, hasta 147 unidades en el trimestre, y un 46,7 por ciento en marzo, con 49 unidades. Las ventas de camiones medios (entre 6 y 16 toneladas) bajaron un 32,9 por ciento en el acumulado del año, con 496 unidades, y un 47 por ciento en marzo, con 159 unidades.

Las entregas de vehículos industriales pesados (más de 16 toneladas) se situaron en 2.567 unidades, lo que representa una bajada del 19,1 por ciento. En marzo, las matriculaciones de estos camiones se disminuyeron un 31,3 por ciento, hasta 803 unidades.