Liqui Moly ha publicado sus calendarios para 2018, en diferentes versiones, una sólo de vehículos -con especial énfasis en el patrocinio de eventos automovilísticos, mostrando todas las facetas del deporte del motor, sobre dos ruedas, sobre cuatro e incluso en el agua- y otros dos que combinan chicas y coches. Las fotos de éstos últimos se realizaron en el taller de tuneado de la empresa Hamann.

El fabricante de aceites y el taller de tuneado Hamann comparten muchos años de estrecha colaboración. Ambas empresas se encuentran solo a media hora de distancia. Las fotos para el calendario se hicieron en verano y fue necesaria una semana para completar la sesión fotográfica. El resultado fue un calendario especialmente “largo” que empieza en diciembre y abarca 13 meses.

El calendario es un regalo exclusivo para los socios comerciales de Liqui Moly. Aunque también se puede conseguir un ejemplar como particular. Algunos calendarios se destinan a la venta al público y pueden pedir en la tienda Liqui Moly.