Cuando un motor está limpio, gasta menos combustible y causa menos problemas. Los aditivos de Liqui Moly de Alemania se ocupan de que esto continúe. Gracias a ellos, los gastos de los parques móviles se reducen notablemente. Las pruebas de laboratorio lo afirman, el día a día lo confirma.

Dirk Sauer dirige una empresa de transportes en Alemania. Sus camiones utilizan ya los aceites de motor de Liqui Moly. El siguiente paso era probar los aditivos. Para ello eligió los motores estacionarios para vehículos pesados Volvo de su planta de calefacción urbana. Estos motores están sometidos a cargas extremas a veces durante 24 horas seguidas. "Fuimos capaces de reducir el consumo de 75 a 72 litros por hora", asegura Dirk Sauer. "Así ahorramos 2.160 litros de combustible al mes. Bueno para el bolsillo y bueno para el medio ambiente."

Otro aspecto del ahorro es que los gastos de mantenimiento han disminuido y que las paradas son menos frecuentes. "Debido al alto nivel de carga, teníamos que cambiar los inyectores, que son bastante caros, todos los años," en palabras de Dirk Sauer. "Desde que utilizamos Liqui Moly han desaparecido los daños y los fallos en estos caros inyectores."

El potencial de ahorro es aquí enorme, especialmente para las empresas explotadoras de parques móviles. Cuando el consumo de combustible se reduce en un cuatro por ciento anual, se ahorran decenas de miles de euros en combustible, costes adicionales del aditivo incluidos. Además desaparecen los gastos por reparaciones y por paradas no programadas. Si el parque móvil tiene ya cierta edad o la calidad del diésel no es muy buena, el ahorro es aún mayor.

¿Y cómo funciona? El Aditivo super diésel de Liqui Moly tiene múltiples beneficios para el motor. En primer lugar limpia el sistema de inyección: elimina sedimentos en los inyectores, de gran sensibilidad, y logra que no se vuelvan a formar más. El combustible se puede pulverizar finamente de nuevo y se quema de manera mucho más eficiente. En segundo lugar lubrica los inyectores y prolongando así su vida útil. En tercer lugar hace aumentar el índice de cetano: Así mejora la capacidad de ignición del combustible, el funcionamiento del motor es más suave y el consumo, menor. En cuarto lugar: Ofrece protección anticorrosión a todo el sistema de combustible.

Las empresas explotadoras de parques móviles pueden adquirir aditivo super diésel a granel en barriles de hasta 205 litros de concentrado. Con ello se abaratan los costes por litro y el uso de este aditivo es sensiblemente más económico. Además, de esta forma se puede utilizar el aditivo en la estación de servicio propia, acabándose así la incómoda manipulación de latas al repostar.