La firma GT Motive asegura que antes de llevar a cabo una modificación sobre los elementos de nuestro vehículo, debemos conocer qué acciones se consideran reforma y cuáles no, pues si efectuamos una reforma tendremos que cumplir una serie de obligaciones y realizar los trámites necesarios.

En este sentido, en el Manual de Reformas de Vehículos del Ministerio de Industria se resumen los diferentes tipos de reformas que existen, así como su descripción, codificación y documentación necesaria para su tramitación.

Este manual debe de estar disponible para consulta por parte de los solicitantes de una reforma en todas las estaciones de ITV.

Según la normativa se considerarán reformas las modificaciones relativas a: identificación, unidad motriz, transmisión, ejes, suspensión, dirección, frenos, carrocería, dispositivos de alumbrado y señalización, uniones entre vehículos tractores y sus remolques o semirremolques, modificaciones de los datos que aparecen en la tarjeta de ITV.

La tramitación de una reforma podrá ser solicitada por el titular del vehículo o por una persona que él autorice. El mencionado Manual de Reformas de Vehículos marca la documentación a presentar para cada tipo de reforma.

Señalar que tras la realización de las reformas y dentro de los plazos estipulados, el titular del vehículo deberá llevar el vehículo reformado a la ITV. Antes de este paso es importante seguir una serie de recomendaciones para superar con éxito la ITV.