Las empresas siempre buscan maneras de atraer y mantener clientes, ofreciéndoles distintas ventajas y alicientes, subraya Loctite en un interesante artículo que les adjuntamos íntegro y cuya lectura recomendamos.

Uno de los recursos más habituales son las tarjetas de fidelización, las cuales, como su propio nombre indica, premian a los clientes más fieles.

El objetivo, sin duda, es conseguir que el cliente confíe en la empresa y la elija siempre como primera opción.