Loctite ha lanzado un nuevo envase para su gama de siliconas para la formación de juntas. “Más pequeño, más fácil de utilizar y más respetuoso contigo y con el medio ambiente”, destacan desde la firma.

Por un lado, Loctite SI 5910 100 ml. es un formador de juntas en base silicona, que ofrece baja resistencia y está diseñado para su utilización en bridas flexibles con superficies mecanizadas o de fundición (metal o plástico). Las aplicaciones típicas incluyen las tapas de metal estampado (tapas de la distribución y cárteles de aceite).

Por su parte, Loctite SI 5980 100 ml., sin etiquetado obligatorio de peligrosidad, es la elección natural para formar juntas expuestas a contacto con aceites, como cárteles de aceite, cajas de engranajes o carcasas de las bombas de transmisión.

Estos productos, que no necesitan pistola, se presentan ahora en cartuchos rocep de aire comprimido de 100 ml., ofreciendo un tamaño de envase más cómodo de utilizar; un cartucho modificado para que la extrusión sea más sencilla y directa; y gatillo ergonómico para que la aplicación sea más precisa. No se generan residuos y cumplen con el Reglamento (UE) n.º 517/2014 de protección de emisiones de gases fluorados.