Para los pintores de vehículos, expone Loctite en un artículo que les adjuntamos íntegro, las pistolas de pintura son su principal recurso a utilizar en su jornada diaria en el taller. Es por ello que se debe dedicar tiempo a elegir la más adecuada para hacer un trabajo impecable.

La pistola de pintura pulveriza pintura o barniz a través del aire a una superficie. Los sistemas más comunes utilizan gas comprimido para que el material salga con la presión correcta. 

En este sentido, la pistola de pulverización es la evolución de los tradicionales aerógrafos empleados para realizar trabajos al detalle. Estas pistolas, en cambio, se utilizan para grandes superficies y pueden ser de uso manual o automáticas. Además, disponen de boquillas intercambiables para cambiar el patrón de pulverización.