El sistema OBD es la abreviatura de On Board Diagnostics (Diagnóstico de a bordo), nos expone Loctite en un artículo que les adjuntamos íntegro.

Se trata de un sistema que verifica todos los sensores del vehículo y que desde los años 80 ha ayudado a los talleres en el diagnóstico de averías. Pero para qué sirve, cuáles son sus características y dónde se ubica.

El OBD surge en California en el año 1988, cuando la California Air Resources Board determinó que todos los coches a gasolina debían contar con un dispositivo OBD que controlase los límites máximos de emisiones de los vehículos.

Para que el conductor pudiese detectar un mal funcionamiento del dispositivo se obligó a los fabricantes a incorporar un display luminoso que indicase los fallos.