Los ingresos de Brembo en el primer semestre de 2017 se incrementaron un 10,1%, hasta alcanzar los 1.262,4 millones de euros, en comparación con el mismo periodo del año anterior. El EBITDA creció un 12,8%, hasta los 255,5 millones de euros -con un margen del 20,2%-, mientras que el EBIT lo hizo un 9,3% hasta 189,5 millones.

Por su parte, las inversiones netas ascendieron a 161,5 millones de euros, mientras que la deuda financiera neta fue de 259,7 millones de euros, en línea con el primer semestre del año anterior. El beneficio neto creció en 136,7 millones de euros, lo que supone un aumento del 7,6% en el primer semestre respecto a 2016.

“Creo que los buenos resultados obtenidos en el primer semestre de 2017, aprobados por la Junta Directiva, son particularmente satisfactorios, ya que se han logrado gracias a un comportamiento dinámico y completo de los distintos segmentos de mercado y áreas geográficas”, ha declarado Alberto Bombassei, presidente de Brembo.

Además, el responsable señala que “el excelente comportamiento de las aplicaciones para motos -un negocio que está creciendo mucho, impulsado sobre todo por la India, pero también por el saludable crecimiento en Europa-, aunque también se debe mencionar los resultados obtenidos en el sector de las aplicaciones para coches, apoyado por un catálogo de productos especialmente innovadores y unas efectivas estrategias de ventas y de producción”.

En términos geográficos, el presidente indica que “el crecimiento sostenido en los mercados indio y chino se acompaña por el crecimiento en los Estados Unidos, que sigue siendo el mejor mercado para Brembo, el buen progreso de Italia y los renovados signos de recuperación en América del Sur”.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo Matteo Tiraboschi, explica que “en el primer semestre de 2017, hemos conseguido una serie de objetivos muy saludable, incluyendo el fortalecimiento de nuestra huella industrial, asegurada por el rápido progreso en las nuevas fábricas de China, México y Polonia. Además, el análisis de los resultados confirma el aumento de los ingresos en dos dígitos porcentuales, pero también destaca el extraordinario margen del EBITDA, por encima del 20%, también conseguido gracias al rápido arranque de las fábricas de EUA y México”.

En cuanto a la deuda financiera neta, Tiraboschi destaca que se ha mantenido en línea con la del primer semestre de 2016, a pesar de las importantes inversiones realizadas para aumentar la capacidad de producción. En su opinión, “todos estos hechos confirman una vez más el excelente estado de salud de la compañía, así como la efectividad de nuestras estrategias a medio y largo plazo”.