Los soportes de caja de cambios sufren un rápido desgaste y deben ser renovados cada cierto tiempo, debido principalmente a las fuertes vibraciones y a los altos esfuerzos al arrancar y cambiar de marchas. Por esa razón, el mecánico de taller al efectuar una reparación debería verificar de manera rutinaria si es necesario o no reemplazar el soporte de la caja de cambios.

En el vídeo que les adjuntamos, los mecánicos Meyle de explican en su propio canal cómo se puede identificar rápidamente un soporte de caja de cambios defectuoso, y por qué habría que reemplazarlo.

Tomando como ejemplo el soporte de caja de cambios Meyle-HD para los Mercedes-Benz de las clases C, CLK, CLS, E, G, S, SL y SLK explican además su funcionamiento.

Esta pieza es muy especial, pues respecto a las versiones originales, que son diferentes según el tipo de motor en el que se emplean, los ingenieros del fabricante hamburgués han diseñado un soporte de caja Meyle-HD con estructura reforzada de tal suerte que puede ser empleado para distintos modelos.

Así, gracias al soporte de caja de cambios Meyle-HD el taller puede utilizar un solo recambio para reparar diferentes vehículos. La estructura compacta de la pieza y la mezcla de caucho óptimamente armonizada garantizan una mejor absorción de las vibraciones.