En el marco del proyecto “Siempre Menos Residuos” ('Sempre Menys Residus'), el Gremi de Talleres de Barcelona, con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona y la colaboración de Sircat y Cator, ha presentado los resultados del estudio de diagnóstico de situación en la gestión de residuos de los talleres en la ciudad de Barcelona para evaluar el perfil de realización del reciclaje, detectar los criterios principales de minimización que se aplican y recoger las demandas de los talleres.

Entre las principales conclusiones que sustentan la mejora de la sostenibilidad en el taller, destaca, en primer lugar, que los talleres de Barcelona claramente prefieren optar por contratar un Gestor Integral de Residuos (65%) frente a otras soluciones, como usar varios recogedores (32%) o utilizar servicios municipales de punto verde (14%).

Este criterio unificador de confiar en un único prestador acreditado de servicios de recogida y reciclaje, surgido en el sector de talleres hace unos 15 años, ha alcanzado una notoria cobertura, según los datos de este estudio, que denotan un amplio consenso de su eficacia como garantía de cumplimiento medioambiental y respuesta al compromiso de los talleres de que se reciclen y aprovechen mejor los residuos.

Por su parte, el 71% de talleres encuestados ha cambiado uno o varios procedimientos de trabajo para minimizar residuos con un notable esfuerzo por mejorar su sostenibilidad, como sustitución de consumo de envases pequeños por formatos más grandes o industriales (46%), uso de trapos reutilizables (33%), máquinas lavapiezas con recuperación de disolvente (27%) y uso de absorbentes recuperables (14%).

Por otro lado, hay unanimidad entre los talleres en la necesidad de reducir el volumen de residuos a almacenar a la espera de su recogida y reciclaje. Los principales problemas que se mencionan hacen referencia a los neumáticos fuera de uso, así como a otros residuos muy frecuentes como el aceite y los filtros, u otros voluminosos por naturaleza como los plásticos y piezas o la chatarra.

El exceso de espacio no productivo a dedicar a almacenamiento en el taller, incluso con requisitos específicos debido a la peligrosidad de ciertos residuos, está en el origen de esta demanda que, en una ciudad densa como Barcelona, junto al alto coste de la superficie, supone un serio hándicap para la productividad del taller. Mientras los talleres consideran que los contenedores de almacenaje y los camiones de recogida ya están lo suficientemente adaptados, la solución que apuntan es promover recogidas más frecuentes.

Con este estudio, el Gremi de Talleres de Barcelona pone en valor la clara apuesta por la sostenibilidad de la actividad de reparación de automóviles que han realizado los talleres en los últimos años. El Gremi seguirá trabajando en la línea de apoyar soluciones prácticas de gestión y reducción de residuos en el taller, tanto promoviendo y buscando servicios contrastados, como trasladando a las Administraciones Públicas las demandas y necesidades del sector para la mejora continua de la sostenibilidad.

El estudio de diagnóstico de situación de residuos se ha llevado a cabo por encuesta a los talleres mediante un cuestionario estructurado. Las entrevistas se han realizado desde junio hasta este mes de noviembre, con un total de 306 talleres encuestados, repartidos en doce diferentes distritos postales de la ciudad, por lo que los resultados son estadísticamente representativos de la tendencia en la gestión de residuos en los talleres.

En este proyecto para la mejora medioambiental, se ha puesto a disposición de los talleres una Guía de Buenas Prácticas en la Gestión de Residuos, que desarrolla la aplicación en la práctica del taller, de los objetivos ambientales frente a la generación de residuos: “Reducir, Reutilizar y Reciclar”.