Los talleres ubicados en el País Vasco afrontan este año con buenas perspectivas, al hilo de la incipiente recuperación del volumen de reparaciones de vehículos en España, con un incremento estimado del 0,1% para este año y dejando atrás varios ejercicios de caídas.

El incremento en los centros de reparación vascos se estima en un 1,7%, hasta los 605 millones de euros, indica el informe 'Fotografia en 3D de la posventa en País Vasco', presentado por Audatex en la jornada anual de la Asociación de Empresarios de Automoción de Guipúzcoa (AEGA).

Este crecimiento se produce aun cuando más de la mitad del parque automovilístico en País Vasco supera los década de antigüedad, una cifra sensible para los talleres, pues cuantos más años tiene un coche, menos kilómetros recorre (hasta cuatro veces menos que uno nuevo), menos pasa por el taller y menos rentables son sus reparaciones.

La provincia más dinámica para la posventa en País Vasco es Vizcaya, que aglutina el 54% del parque de la comunidad. Se trata de una cifra parecida al porcentaje de ingresos de los talleres de la provincia con respecto al total del mercado vasco, pues seis de cada diez euros proceden de aquí. En total, son 338 millones de euros de ingresos los previstos para 2016.

Por su parte, Guipúzcoa es responsable del 28% de la facturación de la posventa en País Vasco, con algo más de 182,4 millones de euros estimados para este año. En cuanto a Álava, donde se registran el 13% de las ventas, los talleres facturarán 84,5 millones de euros.

Precisamente es en Álava donde se registran coches más viejos circulando, con un 57%; por encima de Vizcaya con un 55% y Guipúzcoa con un 53%. En total son más de 600.000 vehículos con más de diez años los existentes actualmente en País Vasco.