Tesla abrirá un Service Center en Madrid y otro en Barcelona en la segunda mitad de este año, tal y como comentaba la propia compañía en diciembre de 2016 cuando llegó a España. En la red de servicio de Tesla la reparación será rápida y sencilla, “un servicio avanzado de automoción en el que los coches prácticamente se revisan solos”, han comentado a Posventa.info fuentes de la compañía californiana.

La compañía está ampliando sus ubicaciones de servicios y personal en todo el mundo. Sólo en 2017, Tesla va a triplicar su capacidad mundial de servicio, con la apertura de un centenar de centros de servicio, la incorporación de más de 1.400 nuevos mecánicos (empleados Tesla, sin personal externo) y la puesta en marcha de más de 350 nuevos furgones de servicio móvil. De hecho, la cada vez mayor cobertura de servicio móvil significa que el 80% de las reparaciones se pueden realizar fuera de un centro de servicio.

Las actualizaciones automáticas mejoran el Tesla con el paso del tiempo, mientras que el diagnóstico y soporte remoto de sus mecánicos móviles reducen la necesidad de visitar un centro de servicio al mínimo posible. La red de la compañía están conecta continuamente con su sede central, lo que permite que los mecánicos e ingenieros Tesla colaboren para identificar y resolver los problemas en tiempo real.

También desde la empresa crean nuevos métodos para que un Tesla mejore por sí mismo y pase menos tiempo en el taller. Las mejoras del vehículo se realizan mediante actualizaciones automáticas, que reducen al mínimo las visitas a centros de servicio Tesla. Además, el 90% de las veces Tesla puede realizar un diagnóstico remoto del problema y saber qué se necesita para repararlo. Por su parte, las SmartAlerts comunicarán las necesidades del coche, guiando al conductor con los pasos para solucionar un problema sencillo o ponerle en contacto con el equipo de servicio.

Gracias al diagnóstico remoto y a la recepción automática, los profesionales de Tesla pueden realizar un diagnóstico previo y pedir las piezas necesarias incluso antes de que llegue el cliente. Gracias a la ingeniería simplificada, la mayoría de reparaciones no requieren elevadores, de forma que los coches de la marca, normalmente, se pueden reparar directamente desde el suelo.

Por otro lado, desde Tesla anuncian que pronto se podrá concertar una cita de servicio directamente desde el asiento del conductor a través de la recepción automática en un escaso minuto. Asimismo, Tesla asegura un flujo de reparación optimizado: cuatro veces más de rapidez y tres veces menos de espacio que en los talleres convencionales.