La cámara de alta velocidad creada por Magneti Marelli Motorsport, adoptada este año por todos los coches de Fórmula 1, ha recibido un premio en el Professional MotorSport World Expo 2016 en Colonia (Alemania), dentro de la categoría de “Motorsport Tecnología del año”. Desarrollado en colaboración con el Instituto Global para la seguridad y sostenibilidad de los deportes de motor, que forma parte de la FIA (Federación Internacional del Automóvil), la micro cámara de vídeo representa un importante ejemplo de la aplicación de tecnología avanzada para la mejora de la seguridad.

Se trata de una cámara destinada al casco del piloto, que es capaz de filmar imágenes con una frecuencia de 400 cuadros por segundo. Gracias a la velocidad elevada de fotogramas, la cámara es capaz de grabar en alta resolución imágenes muy detalladas del movimiento del cuello del conductor y de la cabeza en el caso de accidente. Por tanto, es capaz de suministrar información potencial para la reconstrucción de la dinámica de los acontecimientos traumáticos y ayudar a la interpretación de los datos proporcionados por los otros sensores situados en el vehículo.

Un dispositivo especial ha sido creado también para la transmisión de datos, que comprime inmediatamente los vídeos en formato H.264 y los envía a través de 'streaming' a la grabadora de datos de vigilancia de la FIA para el archivo, junto con la otra información proporcionada por el vehículo.

El premio “Motorsport Tecnología del año”, otorgado por un jurado compuesto por 25 expertos internacionales del sector, se entregó en el marco de la undécima edición del Professional MotorSport World Expo 2016, celebrado del 9 al 11 de noviembre en la ciudad alemana de Colonia, evento donde se dan cita los expertos del sector en el ámbito de la competencia de motor.