El Grupo TAR ha abierto un nuevo MAN Truck & Bus Service en la provincia de Lugo, concretamente en la localidad de Barreiros. Las nuevas instalaciones, inauguradas el pasado 8 de abril, cuentan con 1.100 metros cuadrados cubiertos y cinco calles de taller, mientras que la plantilla asciende a siete personas.

Juan López Dopazo, gerente del Grupo TAR, afirma que “con la apertura de la A-8, la zona está adquiriendo mucho volumen de tráfico, y hemos querido aprovechar la oportunidad”.

“Cumplimos de este modo con la filosofía de la marca en cuanto a profesionalidad en el servicio y cercanía al cliente. Tenemos muchas esperanzas de que la apuesta funcione, pues hay mercado y tenemos la experiencia necesaria para satisfacer a todos los clientes”, agrega el dirigente.

El de Lugo es el tercer punto de asistencia gestionado por el Grupo TAR, y se suma a los de Orense y Braga (Portugal). López explica que “vamos poco a poco cubriendo zonas de influencia, pues consideramos necesario estar lo más cerca posible de nuestros clientes. La posventa es imprescindible en nuestro negocio, hoy en día. Sin servicio, no se puede conseguir cuota de mercado”.

Y a TAR esta filosofía le está resultando provechosa, pues “de los 700 vehículos que se vendieron en nuestra zona el año pasado, rondamos una cuota del 20%, muy alta para nosotros”.