Un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que el 92% de la población mundial vive en zonas en las que la contaminación del aire está por encima del nivel permitido. “Esta creciente contaminación en relación con el aumento de la conciencia sobre la salud de la gente y la evolución de la digitalización hacen que el filtro de aire de habitáculo sea un producto muy importante para Mann Hummel, con un excelente potencial de crecimiento”, afirma Martin Klein, vicepresidente de Filtración de aire del habitáculo en Mann Hummel, en la planta de Himmelkron (Alemania).

El amplio conocimiento de filtración, el diseño de sistemas inteligentes y la experiencia en IdC ofrecen unas posibilidades únicas para el desarrollo de conceptos de filtros de aire del habitáculo innovadores, hechos que han proclamado a Martin Klein “Product Champion” de filtros de habitáculo. “Nuestra respuesta ha de ser tan variada como la propia naturaleza de la contaminación del aire. Nuestros modernos medios filtrantes retienen de forma fiable las partículas respirables. Ofrecemos estos medios de fibras ultra finas sintéticas con una elevada eficiencia de separación y, a la vez, una baja caída de la presión y una vida útil larga para el filtro. Mejoramos parcialmente el efecto de estos medios cargando electrostáticamente las fibras”, añade Martin Klein.

El vicepresidente explica cómo es un filtro de aire del habitáculo que filtra gases y retiene sólidos y polen. “Nosotros utilizamos los denominados filtros combinados, que están fabricados con diferentes capas de medios filtrantes. Estos filtros incluyen una capa para partículas, diferentes capas de carbón activo y también pueden producirse con un recubrimiento biofuncional desarrollado especialmente. Se ha comprobado que este recubrimiento con el material natural hecho de polifeno les puede reducir la actividad de los alérgenos liberados y su potencial para desencadenar alergias hasta un 98%”, afirma Klein.

El futuro camina hacia una filtración cada vez más fina, según el experto. “En los últimos años la demanda de filtros de aire de partículas de alta eficiencia (filtros HEPA) ha aumentado. Estos productos permiten la retención de más del 99,95% de todas las partículas”.

Los expertos advierten que la digitalización cobrará un peso importante en la filtración. Conscientes de ello, Mann Hummel fundó el año pasado el laboratorio del IdC en Singapur. “Sólo podemos hacer que nuestros productos sean más inteligentes con el uso de nueva tecnología. Actualmente estamos trabajando en un sistema de filtración de aire del habitáculo eficiente energéticamente e inteligente para vehículos eléctricos“, subraya Martin Klein.

“Un reto muy importante para los vehículos eléctricos es maximizar su autonomía. Por tanto, la energía de la batería se debería dedicar a la conducción y no usarse para la climatización del interior del vehículo. Nuestro sistema inteligente FreciousSmart permite que el aire circule dentro del habitáculo después de que haya sido calentado una vez. Sin embargo, en algún momento el aire se vuelve caluroso y húmedo y se necesita una cierta cantidad del exterior. El sensor de calidad del aire interior de nuestro sistema mide el contenido de CO2, la humedad y la temperatura del aire, y determina cuánto aire del exterior se necesita realmente. Al mismo tiempo, otro sensor mide la calidad del aire exterior y solo enciende el filtro necesario. Esto ofrece la máxima protección de forma constante para los ocupantes del vehículo, a la vez que maximiza la autonomía y permite que el intervalo de cambio sea más largo para el filtro”, añade Klein.

El mercado principal de los filtros de habitáculo Mann Hummel es Europa, en particular, Alemania, pero la compañía afirma que existe un gran potencial de crecimiento en China, ya que es un mercado importante para los vehículos eléctricos. Su objetivo en estas ciudades, que están intentando combatir la mala calidad del aire, es reforzar la conciencia general de que el filtro de habitáculo del vehículo ofrece una protección efectiva.

“Somos una red de producción e I D mundial", concluye el responsable. "En Fayetteville, Shanghái y Bangalore estamos probando centros de filtros de habitáculo y también ingeniería y producción de prototipos. Aquí es donde los productos también se siguen desarrollando para los mercados locales. Existe un intercambio regular de información entre nuestros equipos de ingeniería de los Estados Unidos, India y China y nuestros centros de competencia de Himmelkron y Marklkofen en Alemania. Es muy importante para mí que las plantas puedan trabajar de forma independiente. No podemos afrontar los crecientes desafíos gestionando todos los proyectos de forma centralizada”.