Mann Hummel suministra el mayor preseparador ciclónico construido por la empresa para la locomotora diésel-eléctrica Siemens Charger. El preseparador, utilizado para la filtración del aire de admisión que va al compartimento del motor, está diseñado para asumir un caudal volumétrico de 32 400 m³/h, tiene 664 células ciclónicas y pesa 70 kg. Logra una eficiencia de separación del 99,5% y es adecuado para un funcionamiento en entornos de mucho polvo.

La tecnología ciclónica ofrece una solución de separación altamente eficiente que casi no requiere mantenimiento y permite una alta disponibilidad de la máquina. Según explican desde Mann Hummel, la presión diferencial baja también ofrece ventajas económicas gracias al ahorro energético y los costes de inversión inferiores para el ventilador del sistema de ventilación.

La Siemens Charger de 3 300 kW, que se utiliza para servicios de pasajeros, se desarrolló para el mercado norteamericano y se fabrica en Sacramento (California). El modelo procede de la Siemens Vectron europea, para la que Mann Hummel ya suministra el preseparador ciclónico.

Mann Hummel lleva casi 75 años desarrollando filtros de aire con diseño ciclónico, periodo en el que la empresa ha desarrollado varias células ciclónicas con diferentes características de separación. Su diseño modular permite combinaciones flexibles para posibilitar una solución adecuada y eficiente para cada aplicación correspondiente.