Aunque ya salgan identificados de fábrica, hay quienes prefieren rebautizarlo al comprarlo para hacerlo "más suyo". De hecho, según un estudio elaborado por AutoScout24, plataforma online de vehículos, el 52% de las mujeres pone nombre a su coche porque, al fin y al cabo, no deja de ser uno más de la familia.

 

El informe ??"elaborado entre más de 3.000 mujeres de toda España- revela que a las españolas les gusta conducir y les cuesta renunciar a la independencia que les da su coche incluso en ocasiones inusitadas. Así, recorrer kilómetros no es problema para el 63% de las consultadas, quienes afirman utilizarlo hasta para ir a la vuelta de la esquina. Curiosamente, consiguen sacar partido a su bólido hasta de las situaciones en "punto muerto". Según AutoScout24, el 38% aprovecha los atascos para transformarlo en improvisado salón de belleza, utilizando el espejo retrovisor para retocarse y llegar impecable al destino.