El fabricante Wulf Gaertner Autoparts AG convocó a la prensa especializada de nuestro país en su sede central de Hamburgo (Alemania) para mostrar su enorme potencial - con una amplísima gama de productos - y su moderna logística. Dentro de su marca Meyle se incluyen las piezas denominadas HD (Heavy Duty), de alta calidad, mejoradas técnicamente y con cuatro años de garantía.

 

Fundada en 1.958 por Wulf Gaertner como compañía de exportación, en la actualidad desarrolla, fabrica y distribuye componentes Meyle de alta calidad para turismos, camionetas y vehículos utilitarios. Gaertner, apasionado de las carreras de coches, comprobó a finales de los 50 lo complicado que era en Sudamérica adquirir repuestos para automóviles de calidad.
Creó entonces la empresa de exportación con su mismo nombre, actuando de forma dinámica en beneficio de sus clientes, trabajadores y de la propia compañía. Sin embargo, el negocio de la exportación cambió en la segunda mitad del siglo XX, ya que clientes y fabricantes comenzaron a entrar en contacto directo.
Tras la adquisición, en 1.995, de la marca Meyle, Wulf Gaertner Autoparts pasó a ser fabricante para desarrollar y comercializar exclusivamente piezas Meyle. Ese mismo año también se produce un cambio generacional y el Dr. Kart J. Gaertner asume la gerencia. Asimismo, en 1.999 toma el mando de la Junta Directiva y la empresa se convierte en AG, sociedad anónima.
Desde ese momento, el nuevo propietario se preocupó del futuro de la empresa, que creció a nivel personal y logístico, tanto en su sede central de Hamburgo como en sus diferentes delegaciones, ubicadas en Europa (Reino Unido, Francia y España), Estados Unidos y Ásia (Singapur, Tailandia y Malasia).
Hoy en día, su éxito internacional se refleja en sus 1.150 trabajadores (280 en Hamburgo) y en su notable facturación: 225 millones de euros el pasado curso.

Ingeniería alemana 

Wulf Gaertner Autoparts cuenta con experiencia y conocimientos de ingeniería alemana y fabrica repuestos Meyle en ocho grupos de productos: chasis y dirección, piezas de goma-metal, frenos, suspensión, refrigeración, filtro, piezas motrices, sistema eléctrico y sistema de sensores, además de resortes a gas y cárteles de aceite.
Los componentes son desarrollados por los ingenieros de la sede en Hamburgo, que controlan todos los procesos para garantizar una producción en base a estrictos criterios. Disponen de alrededor de 13.300 productos, de los cuales 560 son HD.
“Tenemos un sistema para mejorar la pieza original”, señaló Sven Nielsen, director técnico, que recalcó que las piezas Meyle en un primer momento se comparan con las originales, “que son la referencia”. Reciben la pieza, analizan sus materiales e intentan mejorarla. Si no es posible, se devuelve.
De hecho, sus ingenieros trabajan con un sistema informático único, que sólo se emplea en primer equipo. “Invertimos mucho dinero en realizar estas comparaciones para lograr el mejor producto”, repitió Nielsen en diversas ocasiones. 

Las piezas HD duran más 

Por su parte, las piezas HD se diseñan con el objetivo de superar la estabilidad y el rendimiento de los componentes originales. Los ingenieros reciben información de piezas que fallan prematuramente por medio de estadísticas de retrollamada, informes de talleres y otros socios tecnológicos. Hasta ahora se han mejorado unos 560 repuestos, principalmente productos de chasis y dirección, y de goma-metal (apoyos pendulares, rótulas de dirección y articulación de guías, brazos de suspensión, cabezales de barra de dirección, soportes de goma,…).
El proceso de optimización transcurre por diferentes etapas, como el análisis del producto original fallado o la medición de las relaciones de fuerzas que actúan sobre el componente. En base a ello, los ingenieros deciden sobre el uso de material de mejor calidad o la transformación de piezas individuales, para lograr un producto más fiable y que dure más tiempo.
Recordemos que los automóviles son cada vez más susceptibles de tener defectos, a pesar del progreso tecnológico. A ese respecto, Nielsen opina que “las piezas de equipo original no se fabrican con fallos, pero debido a ciclos de producción más cortos y a la tendencia hacia diseños ligeros, las piezas dejan de ofrecer el rendimiento esperado”.
Meyle, al mejorar las piezas, tiene en cuenta que el conductor de automóviles usados valora mucho determinados criterios como la durabilidad. Primero descubren el fallo de la pieza, para posteriormente, durante la mejora, comprobar una y otra vez la combinación de las fuerzas.
“En el desarrollo de una pieza HD es extremadamente importante controlar el sistema”, aseveró Nielsen, antes de agregar que “para descubrir cómo actúan las fuerzas, simulamos el flujo de las mismas en modelos de cálculo”.

Meycar Automotive

Creada en mayo de 2.005, Meycar Automotive, distribuidor de Meyle en España, cuenta con una superficie actual de 1.800 m2 en Colmenar Viejo (Madrid). Son una empresa monomarca y multiproducto, con piezas HD que “aportan un valor añadido, la máxima calidad”. Ponen a disposición de sus clientes 560 artículos, la mayor parte dedicados a la suspensión y dirección.
Juan Miguel Soriano, uno de sus directivos, apuntó que “somos una empresa ágil y rápida, gracias a un equipo joven y dinámico”. Poseen tienda online, catálogo electrónico y presencia en TecDoc. De la misma forma, cuentan con el apoyo de una multinacional, sobre todo a nivel financiero y de ‘stock': llegan a todo tipo de clientes y están homologados en algunos grupos de distribución (Holy Auto y Andel).
Recientemente han llevado a cabo una ‘joint venture' con Dayco para la comercialización de kits de distribución (a los que añaden las bombas de agua Meyle). “Estamos ganando cuota de mercado y estamos muy satisfechos, pero se trata de una prueba a nivel mundial y veremos cómo funciona”, concluyó Soriano.