Los neumáticos utilizados por los diferentes equipos socios de Michelin les han permitido llevar a cabo su plan de carrera en las mejores condiciones a lo largo de las 24 horas más famosas del automovilismo, consiguiendo finalmente la victoria con Porsche en la última vuelta.

Las fuertes lluvias obligaron al Automobile Club de l'Ouest (ACO) a dar la salida de la 84 edición de las 24 Horas de Le Mans tras el coche de segurida, por los que los equipos comenzarón la carrera con los neumáticos Michelin Wety Full Wet, especialmente desarrollados para las condiciones de pista húmeda a muy mojada, para posteriormente equipar los neumáticos slicks “Soft” para los LM P1 y “Medium”para el resto de las categorías.

Poco más tarde, se libró una batalla épica entre Toyota y Porsche, en la que el constructor japonés dominó durante la mayor parte de la noche hasta ceder terreno ante el equipo alemán, resultando un espectáculo de rara intensidad, con varios cambios en cabeza de carrera.

Sin embargo, mientras que el Toyota TS050-Hybrid de Anthony Davidson, Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima entraba en su última vuelta como líder y se preparaba para ganar por primera vez las 24 Horas de Le Mans, sufrió una avería y se detuvo en la recta de salida. La victoria recayó, entonces, en el Porsche 919 Hybrid n°2 de Romain Dumas / Neel Jani / Marc Lieb, por delante del otro Toyota, el TS050-Hybrid n°6 pilotado por Stéphane Sarrazin / Mike Conway / Kamui Kobayashi, y del Audi R18 de Lucas Di Grassi / LoïcDuval / Oliver Jarvis.

El equipo japonés decidió hacer triples relevos de 14 vueltas, es decir, de 572 kilómetros. En cambio, Audi optó por una vuelta menos por relevo (13 vueltas). Por su parte, Porsche también realizó triples relevos de 13 vueltas, es decir, 708 kilómetros con el mismo juego de neumáticos, y cada vez con tiempos de vuelta del mismo nivel, tanto al inicio como al final del relevo.“Los neumáticos que hemos proporcionado a nuestros socios les han permitido centrarse con total confianza en su plan de carrera, fuese cual fuese su estrategia”, ha comentado Pascal Couasnon, director de Michelin Motorsport. “Puesto que en LM P1 las velocidades medias sobrepasan los 240 km/h durante 24 horas y todos los equipos han realizado al menos tres relevos con cada juego de neumáticos en todas las categorías, se puede decir que los neumáticos Michelin no solo han ofrecido un altísimo rendimiento, sino también una constancia sin igual”.

"En las categorías LM GTE Pro y LM GTE Am, muchos equipos han hecho tres relevos con los mismos neumáticos por primera vez para los vehículos derivados de modelos de gran serie, cuya distribución de peso constituye un desafío diferente que para un prototipo. En esto se aprecia la estrecha relación que existe entre la competición y la serie, donde las sinergias tecnológicas permiten ser más competitivo en todas las áreas, tanto en la pista como en la carretera”, ha añadido el director de Michelin Motorsport.