Un garaje-lavadero de coches en el distrito de Chamberí, en Madrid, ha conseguido duplicar el número de clientes tras poner en marcha una iniciativa junto con otros comercios del barrio: da gratis 3 kilos de patatas, o una botella de vino o una caña por lavar el coche. La iniciativa pretende ser "solidaria" con los comercios de la zona, y por ello se apoyan en la frutería-charcutería que hay enfrente del garaje y en un bar cercano tanto para las patatas como para las bebidas.

"Estaba bajando un poquito la producción y pensamos que teníamos que hacer algo si queríamos seguir viviendo de esto", primero pensaron en ofrecer por cada diez lavados uno gratis, pero finalmente optaron por algo más original.

Una iniciativa que es un ejemplo de aquello que tanto se nombra en los congresos y seminarios que, sobre la posventa del automóvil, se celebran: marketing de guerrilla, ventas cruzadas, micromarketing,... El marketing que está al alcance de la mano de cualquier pequeño taller, un marketing de poco costo y grandes resultados. En este caso han pasado de tener entre 12 y 17 coches al día para lavar hasta unos 30 diarios.

"Lo que queremos es que vengan más clientes, que queden satisfechos y vuelvan, al tiempo que ayudamos a otros comercios de la zona, por lo que estamos abiertos a ampliar la oferta con más negocios de la calle".