La Comisión Europea presentaba su paquete de movilidad limpia el pasado 8 de noviembre de 2017. Además de una serie de iniciativas legislativas y no legislativas, la Comisión también lanzó un plan de acción sobre infraestructuras de combustibles alternativos, así como soluciones de inversión para el despliegue transeuropeo de infraestructura para combustibles alternativos.

El objetivo de estas propuestas es aumentar el nivel de ambición de los planes e inversiones nacionales de combustible alternativo en los 28 estados miembros, así como mejorar la aceptación de los consumidores de los vehículos alternativos.

La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) toma nota del hecho de que la Comisión está estableciendo un vínculo explícito entre el despliegue de la infraestructura de combustibles alternativos y el logro de los objetivos 2030 de CO2 para turismos y vehículos comerciales ligeros. Esto también significa que la institución reconoce la importancia de la implementación de infraestructura para combustibles alternativos para alcanzar cualquier objetivo de CO2 más allá de 2020, con la aceptación del consumidor en gran medida dependiendo de la disponibilidad de dicha infraestructura de reabastecimiento y recarga.

Este documento de posición proporciona la perspectiva de ACEA sobre el Plan de Acción de la Comisión.