Existe la posibilidad de que en los SEAT León (5F), modelo de 2015 (fabricados entre el 19 de septiembre y el 6 de octubre de 2014), la carcasa del generador de gas resulte dañada al dispararse el airbag del acompañante. Como consecuencia de ello, se pueden desprender piezas metálicas de la carcasa y provocar lesiones a los ocupantes del vehículo, según la última Red de Alerta (Nº: CCAA-55/2018) de la Agencia Aecosan.

En consecuencia, la empresa SEAT ha comunicado a las autoridades de Consumo de la Generalitat de Cataluña el problema del vehículo y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los propietarios de los vehículos afectados, para realizar una revisión y, en su caso, sustituir el airbag de acompañante.