A lo largo del último año, los casos de justiprecio (valoración económica de bienes que han de ser expropiados), embargos o avalúos en casos de separación de bienes o divorcios han crecido hasta un 35%, desvela la firma de peritaje y homologación de vehículos Inpertec.

En palabras de su gerente, Salvador Paris, la falta de acuerdo en la mayoría de rupturas matrimoniales y quiebras de empresas desemboca en una “efervescencia de valoración de bienes” de la pareja o de la empresa, en bienes como la casa y/o lo/s vehículos.

En el caso de los vehículos, la valoración o el precio del mismo vendrá determinado por el modelo concreto y versión del mismo, su estado de conservación, las opciones de serie y/o los accesorios que hubieran montados en dicho vehículo, la demanda del mismo, y por tanto la depreciación que esto deba suponer para ese modelo a tasar, así como el valor de afección que pudiera tener el vehículo a valorar.

Así, en una sociedad en la que el volumen de divorcios soporta un crecimiento de casi el 6% en el último año, con más de 105.893 sentencias de nulidades, separaciones y divorcios y con una tasa de 2,3 sentencias por cada 1.000 habitantes, los trabajos relacionados con el peritaje de bienes ha experimentado un crecimiento notable.

Destacar que el 76,5% de los divorcios y separaciones en el último año fueron de mutuo acuerdo, mientras que el 23,5% restante fueron contenciosos.