Federal-Mogul Powertrain ha desarrollado un nuevo proceso para clasificar la resistencia a la corrosión de los materiales de las camisas de cilindros, que posibilita a la compañía ofrecer componentes todavía más duraderos para las aplicaciones más exigentes. Al permitir una comparación directa de distintos materiales y procesos de revestimiento, la nueva metodología de prueba permite desarrollar materiales centrándose específicamente en aquellas circunstancias que impliquen una baja calidad del combustible y altos niveles de EGR (Recirculación de Gases de Escape).

“Los niveles más altos de EGR y el uso de combustibles diésel altamente sulfúricos presentan retos significativos para el desgaste de las superficies de orificio ferrosas del cilindro”, ha comentado Gian Maria Olivetti, director de tecnología de Federal-Mogul Powertrain. “Las soluciones de revestimientos térmicos pulverizados, como nuestro Sprayfit de paredes delgadas, podía combinar una disipación efectiva del calor junto con los beneficios de una amplia gama de superficies resistentes al desgaste. Sin embargo, sigue siendo necesario evaluar el rendimiento de la elección de materiales alternativos de forma fiable, y ahora contamos con un proceso probado para conseguirlo”.

 

Federal-Mogul Powertrain ha reproducido con exactitud las soluciones corrosivas de productos de combustión formadas dentro de un motor, incluyendo ácidos sulfúricos, nítricos y acéticos, y los ha usado para llevar a cabo una serie de pruebas. Esto incluye pruebas de inmersión, usando una solución hirviente de la composición apropiada e investigación electromecánica a temperaturas cerca del punto de ignición de la solución, apoyada por inspección metalográfica. La solución de prueba puede controlarse para reproducir las propiedades de un típico condensado de azufre o condensado EGR.

Los resultados de los ensayos mostraron que las tasas de corrosión más agresivas se produjeron a través de la exposición a un condensado de azufre, y su efecto sobre diversos materiales se comparó utilizando un grado convencional de hierro fundido como referencia. Se encontró que la resistencia a la corrosión se mejoraba con un mayor contenido de cromo, pero se deterioraba a medida que aumentaba el contenido de óxido (óxidos de hierro, óxidos de cromo) del material.

“Nuestro proceso de prueba nos permite identificar los materiales a granel y revestimientos de superficie con la resistencia necesaria a la corrosión y el desgaste para incluso las aplicaciones más severas del revestimiento”, explica Volker Scherer, director de revestimientos de Federal-Mogul Powertrain. "Al trabajar estrechamente con nuestros clientes, podemos diseñar desde el principio las propiedades del material para soportar los desafíos específicos de su aplicación individual".

Federal-Mogul Powertrain usará los resultados de este programa de desarrollo para dirigir las futuras selecciones para los fabricantes de motores diésel suministrando componentes acabados y semi-acabados.